Archive

salsas

Creo que hemos dado alguna otra receta con verduras aliñadas con una salsa de tahin, pero la verdad es que es tan rico que cada día es más básico en mi alimentación. El tahin o tahini es una pasta de sésamo con agua y sal que resulta muy sabroso. Con gran cantidad de calcio resulta muy adecuado en dietas que han eliminado la leche. Este aliño está estupendo con pasta, ensaladas o verduras asadas. La receta no tiene foto, esta vez me disculparéis que no os linkee a otros blogs con recetas maravillosas…

Existen dos opciones para realizar esta salsa. Con tahin o con harina de sésamo.

INGREDIENTES:

tahin

aceite de oliva virgen extra

agua

Mezclar 1 cucharada de tahin con 1 cucharada de aceite y mezclar. Para conseguir la consistencia deseada ir agregando medias cucharadas de agua.

Aceite de oliva virgen extra

Harina de sésamo

Agua

Mezclar 1 cucharada de harina de sésamo con 1 cucharada de agua, mezclar y añadir 1 cucharada de aceite de oliva virgen.

A estos ingredientes podréis añadir unas gotas de zumo de limón, sal, pimienta, hierbas aromáticas o alguna especia que te guste.

Para adentrarnos en nuevos sabores os ofrecemos hoy una variación al pesto tradicional. El sabor del piñón nacional no es del agrado de todos y sustituyéndolo por la nuez le damos un toque diferente y sabroso. La rúcola contiene todas las vitaminas de las verduras oscuras y un toque amargo que ayuda a saciarnos. Es muy rico acompañando un bocadillo, como “costra” de una carne o pescado, con una pasta al modo tradicional o con unas buenas verduras asadas. En definitiva, un golpe diferente de sabor para una salsa que todos hemos probado y que tardamos “un verbo” en preparar.

walnut-pesto recipe from "Kiss My Spatula" and other fresh bail ideas

Foto: Pinterest

INGREDIENTES:

1/3 taza de nueces

1 diente de ajo pequeño

1 buen puñado de rúcola

1 puñado de albahaca fresca

zumo de 1/2 limón

1/4 taza de aceite de oliva

sal y pimienta recién molida

Procesar las nueces y el ajo en la batidora sin dejar que se forme un puré. Para ello lo ideal es dar “golpes” de batido, a modo de latidos. Añadir la rúcola, la albahaca, el zumo de limón. Salpimentar y añadir el aceite en forma de hilo mientras damos golpes de batidora a la mezcla. Ha de quedar gordito.

 

La receta de hoy es simple simple y sabrosa sabrosa. En teoría se prepara con los noodles orientales, pero a falta de ellos unos tallarines de trigo o arroz os pueden servir. La foto del “como preparar” es del blog The Pioneer Woman, un blog con una gran cantidad de recetas y larga trayectoria. Os recomiendo la visita!!

INGREDIENTES:

Noodles o spaghetti o fideos de arroz

1/2 vaso de salsa de soja

1 cucharada de aceite de oliva opcional

2 o 3 cucharadas de aceite de sésamo

1 cucharada de sésamo

2 cucharadas de vinagre de arroz

opcionalmente 1 cucharada de azúcar

1 ajo picado

1 ajo tierno o 1/4 de cebolleta picada

1 cucharada de sésamo blanco o negro o 1/2 cucharada de ambos

Cocer la pasta según las instrucciones del paquete. El tiempo de cocción dependerá del tipo de cereal. Escurrirla.

Mientras la pasta cuece os recomiendo hacer la salsa con la soja, el vinagre de arroz y el azúcar (opcional).

En una sartén calentar el aceite de oliva o sésamo y saltear el ajo picado. Apagar el fuego y añadir la pasta, retirar del fuego y volcar encima la salsa de soja y sésamo. Decorar la pasta con la cebolleta o ajo tierno y el sésamo y comer caliente. Son sencillos y deliciosos.

Simple Sesame Noodles ~ A great dish to enjoy for lunch throughout the week!

Hoy os presentamos una receta india que nos aporta mucho calcio. Importante para aquellas personas que no toleran la leche o que por principios han decidido seguir una dieta vegana. Es delicioso y  muy original. Como siempre, adaptable a los gustos caseros y muy versatil. Como algunos sabéis el “chutney” es una especie de compota agridulce originaria del oeste de la India y adoptada por los británicos para acompañar diversos platos de arroz o panipuris. Los no veganos podéis usarla para acompañar quesos y para los omnívoros toda clase de carnes o pescados…

sesame coconut chutney recipe, sesame coconut chutney for idli dosa

La receta la hemos adaptado de Veg Recipes of India, donde podréis encontrar muchísimas ideas para ofrecer o disfrutar de una cocina rica, variada, especiada y vegana. Esta cocina es increible, no deja indiferente. El uso de las especias es inimaginable para un occidental y, no, no todas las especias sientan mal ni son indigestas. Algún día os prepararé un post con los beneficios de las especias más comunes.

La receta original lleva tamarindo. En esta ocasión lo hemos sustituido por unos orejones de albaricoque picados con zumo de limón.

INGREDIENTES:

1 taza de coco rallado

3 cucharadas de sesamo

2 cucharadas de almendras, nueces o avellanas picadas

1 cucharada de tamarindo ( yo lo he sustituido por albaricoque picado + zumo de limón)

2 cayenas rotas sin semillas

sal

agua

Tostar lentamente el sésamo en una sarten sin aceite y procesar todos los ingredientes en la batidora. con un poco de agua hasta conseguir la textura deseada.

Esta receta parece un tanto incongruente, pero si te gusta la salsa de soja y los cacahuetes seguro que repites.

INGREDIENTES:

1 manojo de trigueros

3 cucharadas de aceite de girasol, coco o sésamo

3 cucharadas de zumo de limón

2 cucharadas de salsa de soja

1 pizca de azúcar

1 pizca de pimienta, pimentón o jengibre (las tres versiones están ricas)

100 grs de cacahuetes tostados sin sal groseramente picados

Preparamos los espárragos al vapor para conservar todas sus propiedades.

En un frasco mezclamos el resto de los ingredientes (excepto los cacahuetes), podemos cerrar y agitar. Una vez emulsionado añadimos los cacahuetes.

Servimos los espárragos salseados con el aderezo.

Esta receta es una adaptación “casera” de la famosa salsa de arándanos que siempre se ve en los menus de los blogs estadounidenses para Acción de Gracias. Nosotros no tenemos arándanos frescos en cualquier esquina, pero si tenemos arándanos deshidratados, es uno de los productos que más vendemos, uno de los que más nos gusta… Y los consumimos de muchas formas.

La receta base es de healthycookingcamp al igual que la foto. Pero le hemos hecho unas leves modificaciones para tomarla con postres y en la versión deshidratada…

INGREDIENTES:

1 taza de arándanos deshidratados

zumo de 3 citricos al gusto (puede ser naranja, pomelo, lima, limón, mandarina…)

3 cucharadas de ralladura de cítrico

3 vasos de agua

2 pieles de cítricos

opcionalmente 1/2 taza de azúcar moreno, de coco, panela…

1 palo de canela

1 trozo de vaina de vainilla vieja para aromatizar.

Poner los arándanos a remojo un par de horas para que absorban agua, junto al palo de canela y el trozo de vaina de vainilla. Arrimar al fuego bajo y añadir el zumo y la ralladura. Si quieres añadir azúcar hazlo al principio y mueve la mezcla para que se disuelva bien. Dejar que hierva unos 10 minutos hasta formar una especie de almíbar espeso. Retira del fuego y deja enfriar.

Yo lo uso en los yogures, en las macedonias de cítricos, para hacer parfaits (base de bizcocho viejo, yogur y salsa de arándanos), para acompañar las granolas mañaneras, en las tostadas de queso. Sin los cítricos como salsa para carnes asadas…

Muchos de vosotros utilizáis el tahini únicamente para preparar hummus, o falafel… Aquí os facilitamos una estupenda receta para beneficiaros de todas sus propiedades y de incorporarlo a nuevos platos, dándoles un toque nuevo. Esta salsa es estupenda para ensaladas, legumbres, cereales, verduras asadas, pescados incluso… Para mi resulta perfecta para unas verduras asadas, tomates, calabacines, zanahorias, calabaza, berenjena e incluso unas setas a la plancha… Con todo está buenísimo. Se tarda un verbo en hacer y se conserva unos días en la nevera. La receta la hemos encontrado en Healthycookingcamp, un blog que nos gusta mucho y del que sacamos muchísimas ideas como podréis ver en el blog. Rápidas, sencillas, sabrosas y saludables, ideales para todos los días y para alguna ocasión especial.

Foto y receta: http://healthycookingcamp.com

INGREDIENTES:

1/4 taza de tahin

2 cucharadas de zumo de limón

2 ajos

sal y pimienta al gusto

agua para conseguir la consistencia deseada (lo mejor es ir añadiendo 1 cucharada sopera cada vez para no pasarnos)

Mezclar los ingredientes en una jarra y pasar la batidora hasta que la salsa sea homogenea. Guardar en la nevera hasta su uso.