Archive

Monthly Archives: November 2014

Nos gusta probar recetas diferentes de café y chocolate y hoy os traigo la receta del café mexicano que preparo de pascuas a ramos en casa. Una receta para las tardes con amigos o familia en las que el alcohol sobra porque la casa está llena de niños. Para ellos preparamos la receta en un chocolate caliente y les encanta!!! Hoy la receta es para 6 personas.

Mexican coffee is easy to make at home...and so delicious! Save yourself some cash and make it yourself!

Foto: Pinterest

INGREDIENTES:

6 cafés solos, que pueden ser descafeinados

1 taza de leche que puede ser vegetal

1/3 taza de chocolate

2 cucharadas de azúcar moreno o vuestro endulzante habitual

2 cucharadas de canela

1 cucharada de vainilla

nata montada que, por supuesto, puede ser vegetal.

Mezclar el chocolate, café y la leche calientes con las especias y el azúcar. Repartir en las tazas y decorar con nata montada y canela y chocolate en polvo.

La receta de hoy la hemos encontrado en el blog Alisacooks del que hemos tomado prestada también la foto. Actualmente nosotros hemos modificado ligeramente la receta, adaptándola a nuestros gustos. La tomamos tanto para comer como para cenar y la verdad es que resulta reconfortante y digestiva, quita el hambre y la sed como buena sopa. Está cargada de beneficios y sabor. Ya os he contado alguna vez los beneficios de la cebada y del miso y como su sabor nos gusta a rabiar vamos incorporándolos cada vez a más platos. Esta receta es ideal para las noches de otoño e invierno más desapacibles.

Mushroom Barley Soup ...pinner says:  easy to make it vegan - sub veg for beef broth. This is yummy! I doubled the recipe and added 1c chopped carrots w/ the garlic, some chopped spinach at the end, and left out the salt/miso (subbed 1 tsp Williams Sonoma mushroom soup boullion). I'll be making this again!

INGREDIENTES

1 cucharada de aceite de oliva virgen

1/2 cebolla en juliana

1/2 taza de cebada remojada una noche y lavada posteriormente

2 dientes de ajo picados

1 cucharadita de tomillo

150 grs de champiñones o shiitakes frescos o 15 grs si son deshidratados (y rehidratados)

1 cucharadita de harina de setas

1 cucharada de pasta de tomate

1 cucharadita de vinagre balsámico

1 hoja de laurel

1 cucharadita por persona de pasta de miso

sal y pimienta

En una sopera con el aceite caliente salteamos las setas limpias y cortadas, la cebolla y el ajo. Añadimos la pasta de tomate, las hierbas aromáticas, el vinagre y la harina de setas. Movemos ligeramente y dejamos reducir algo menos de 5 minutos. Agregamos la cebada (remojada y lavada) y el caldo y cuando rompa a hervir bajamos el fuego y dejamos cocer suavemente durante media hora con la tapa de la cazuela puesta. Corregimos de sal al final de la cocción teniendo en cuenta que el miso ya es salado. Retiramos del fuego y cuando deje de hervir añadimos el miso en un colador y agitaremos hasta su disolución. Servir y disfrutar.

 

Todos hemos oído hablar de la Ceremonia del Té japonesa y del té matcha. Este té verde es uno de los más populares en oriente, donde llevan siglos disfrutando de sus propiedades. Su presentación en polvo hace muy adecuado su uso en cocina. El molido con piedra de la hoja del té permite que nos beneficiemos de todas sus propiedades.El Matcha es un delicadísimo té verde que contiene una cantidad de antioxidantes muy superior a cualquier otro té verde de consumo común, betacarotenos, flavonoides, fibras y vitaminas.

Está recomendado para personas con resfriamientos frecuentes ya que fortalece el sistema inmunológico, es antibacteriano, diurético, regulador de la digestión y antidiarréico. Ayuda a desintoxicar la sangre y a eliminar toxinas del organismo. Disminuye los niveles de azúcar y colesterol en sangre y contiene selenio, zinc, magnesio y cromo. Existen muchas calidades de té matcha, su precio es elevado, pero su sabor y su proceso de elaboración compensan sobradamente el gasto.

Lo ideal es tomar el matcha por la mañana o a primera hora de la tarde.

Matcha Green Tea Latte ingredients: 1 teaspoon of matcha green tea 3 tablespoons hot water 1-2 teaspoons of honey 150 ml of skim milk (or soymilk) pinch of nutmeg

Foto y receta: Pinterest a través de Sweetsensation-monchi.blogspot.com

INGREDIENTES:

1 cucharadita de café de té matcha

3 cucharadas de agua caliente

1-2 cucharadas de miel o vuestro endulzante natural

150 ml de leche desnatada o vegetal

En un tazón preparar el matcha aireado con un colador agregándo el agua y la miel o vuestro endulzante favorito.Batir hasta que forme una pasta ligera. Añadir la leche caliente, lo ideal es batirla antes con un batidor de capuchino para que forme esa espuma tan agradable que convierte los capuchinos (excusad el “palabro”) en algo tan cremoso. El truco es verter la leche a golpes una vez formada la espuma ya que la espuma de leche queda arriba al contener aire y acaba cayendo siempre la leche. Si no os veis con ánimo es mejor verter la leche y añadir la espuma a cucharadas al final. Para decorar espolvorear una pizca de té matcha, nuez moscada o canela sobre la espuma de leche.

La lenteja beluga o caviar es la lenteja con mas proteínas. Poseen, además de carbohidratos complejos y fibra, una alta concentración de fósforo, hierro, porasio y vitaminas B6 y B1. Su color oscuro debido a su contenido en antocianinas protege el organismo de los daños de los radicales libres. No es necesario hidratarlas ya que pierden su brillante color. Resultan ideales para ensaladas o pescados.

Foto: Menusparaimpresionar

De pequeño tamaño es difícil que se “desholleje” pero necesita bastante agua para su cocción. La receta que os sugerimos hoy la encontré en un blog hace años, no recuerdo el nombre, ya disculparéis… pero es tan rica que no hemos dejado de prepararla desde entonces. Es tan fácil, tan barata, tan ligera y tan rica que sorprende por su sencillez. Vamos allá.

INGREDIENTES:

1 taza de lenteja beluga

5 tazas de agua

1 blanco de puerro

1 patata entre mediana y grande

1 cucharada de pimentón murciano

sal

aceite de oliva

Ponemos a hervir las lentejas con la patata y el puerro. Cuando todo este tierno retiramos las lentejas y pasamos el puerro y la patata con el agua de cocción para elaborar una crema muy ligera. Añadimos el pimentón y un buen chorretón de aceite crudo.  Vertemos las lentejas en la crema de patata y servimos caliente.

Hemos estado buscando recetas para hacer pan sin gluten desde hace un tiempo y hemos estado preparando varias versiones, todas buenísimas. No sbíamos por cual empezar y, finalmente hemos decidido comenzar por afinidad culinaria por este pan de garbanzos típico de Liguria, Italia, ya que nos resulta más rica que otras más especiadas o que mezclan diversas harinas que no nos convienen demasiado. Quizá es más costosa en tiempo de preparar por el reposo de la masa. Nada que no tenga fácil solución. La mía es preparar la masa por la noche y cocinarla por la mañana, antes de comer. Aprovecho cuando se que voy a enchufar el horno para otra cosa…

El fainá es un plato hecho en base de harina de garbanzos, agua, aceite de oliva, sal y pimienta. Es originario de Génova, y muy típico de Liguria y Toscana, #Italia. Su nombre en italiano es farinata o torta di ceci. Luego se extendió su preparación hacia el Piamonte y los inmigrantes italianos viajaron con sus costumbres hasta las pizzerías del Río de la Plata, en #BuenosAires y en #Montevideo, donde generalmente se come acompañando la pizza y un vaso de vino dulce.

Foto: Pinterest

Esta receta la hemos adaptado de la web italiana GialloZafferano. Esta receta lleva consumiendose en la zona de Génova desde hace unos 2000 años. Es sencilla y económica, algo a lo que no estamos acostumbrados los consumidores “sin gluten”. Alimento de marinero es conocido como el”oro de Pisa”.

Esta es la receta original de la web, a la que nosotros reducimos la cantidad de aceite de oliva a algo más de 1/4 de vaso. En los ingredientes os damos la receta base y os proponemos 2 formas de cocerla y distintos ingredientes para ir variando la receta.

INGREDIENTES

300 grs de harina de garbanzos

900 ml de agua

1/2 vaso de aceite de oliva virgen extra

sal y pimienta al gusto

Mezclamos la harina y el agua en un cuenco, formando un volcán  y vertiendo el agua poco a poco, mezclándolo bien para evitar la formación de grumos. Desespumamos cuando sea necesario. Lo dejamos reposar unas 10 horas fuera del frigorífico y tapado con un paño. Yo lo tapo con un gorro de baño para evitar las corrientes. Y lo vamos mezclando de vez en cuando. Transcurrido el tiempo de reposo vertemos la mitad del aceite y la sal y lo mezclamos bien.

La otra mitad del aceite la vertemos sobre un molde antiadherente apto para el horno, la tradición dice que debe ser redondo . Sobre el aceite vertemos con cuidado la masa de garbanzos y cocemos en horno precalentado a 22o ºC. Pasada media hora apagamos el fuego y encendemos el grill durante 15 minutos para que la superficie quede bien dorada.

Esta es la receta “base” a la que podéis añadir alcachofas, salchichón, hierbas aromáticas como el romero o el orégano…, quesos como gorgonzola, pesto, todo lo que se os ocurra.

La alternativa es prepararla en la sartén. Para ello debemos llevar a ebullición la masa reposada y cuando arranca el hervor verterla sobre una sartén caliente. La preparación es similar a la de la tortilla. Pasados 15 minutos la giramos y la terminamos de hacer.

Otro de los cereales que nos da mucho juego en la cocina es el amaranto. Este pseudocereal originario de America consumido ya por los aztecas es conocido como “alimento para los dioses”. Su demanda crece día a día, aunque todavía no es muy conocido en España.  Con un alto valor proteico y de muy buena calidad, posee asimismo carbohidratos, fibra y sales minerales, comparándose nutricionalmente a la leche. Además libre de gluten y por tanto muy adecuado para las dietas antiinflamatorias.

Muy rico en recetas saladas y también dulces (como las alegrías mexicanas) os os sugerimos un plato de amaranto con verduras. Realmente podéis preparar cualquier tipo de receta de arroz tanto con amaranto como con quinua, mijo… Y saldrán muy sabrosas.

 El Amaranto posee un alto contenido proteico, aproximadamente 17%. La semilla de Amaranto compite bien con variedades convencionales de trigo que contiene de 12 a 14% de proteína, con el arroz que contiene de 7 a 10%, con el maíz que contiene de 9 a 10% de proteínas y con otros cereales de gran consumo. El Amaranto tiene el doble de lisina que el trigo, el triple que el maíz, y tanta lisina como la que se encuentra en la leche.

INGREDIENTES:

1 vaso de amaranto,

1 ½ vaso de agua o caldo de verduras,

1 hoja de acelga,

1 puerro,

1 pimiento verde,

1 zanahoria,

1 rama de apio,

½ cebolla roja,

¼ de remolacha,

o las verduras que tengas en la nevera, eso si, troceadas…

3 cucharadas de aceite de oliva virgen

1 diente de ajo picado

sal y pimienta al gusto

Saltear todos los ingredientes unos minutos en la sartén, añadir el agua, cocer a fuego fuerte 10 minutos. Apagar el fuego, dejar reposar 5 minutos y servir caliente.

Este año hemos traído habas secas porque es un producto que nos han pedido mucho. Hemos estado buscando recetas diferentes para prepararlas y sorpresa!!! Hemos averiguado que en Egipto se prepara un falafel de habas. Conocéis el falafel, es una de las recetas básicas de la gastronomía de Oriente Medio. Esta es una de la multitud de versiones que existen y me ha fascinado el sabor, porque porque generalmente no me gustan las habas.

Baked Falafel Cakes & Tahini Yoghurt Sauce from Cook Eat Live Vegetarian

Foto: Pinterest

INGREDIENTES:

1/2 k de habas secas remojados una noche

1 cebolla pequeña picada

1/2 taza de perejil (del que nos regalan al comprar pescado)

1/2 taza de cilantro (del que encargamos el día anterior en la frutería)

3 dientes de ajo picados

2 cucharaditas de comino

1 taza de pan rallado o de harina (celiacos sustituir por harina de garbanzos o maíz)

1 cucharadita de bicarbonato o levadura en polvo

1 cucharadita de sal

1 pizca de pimienta

aceite para freír (no es necesario si utilizas el horno).

Lavar y escurrir las habas remojadas y poner en el vaso de la batidora con la cebolla, el ajo, el perejil, el cilantro y una taza de agua. Batir. Añadir la sal, el comino, la pimienta, la cayena, el bicarbonato. Mezclar un poco y dejar reposar media hora. Formar bolas del mismo tamaño. Va fenomenal el cacharro de hacer bolas de helado y darles la forma de bolitas. Si resulta muy complicado añadir un poco de harina o pan rallado.

Si las queréis fritas: en sartén honda con el aceite bastante pero no muy caliente durante entre 5 y 7 minutos.

Si optáis por hacerlas al horno, recordar precalentarlo. Estarán listos en 20 minutos a 200ºC.

Acompañadas de una ensalada fresca, un poco de tahini o una salsa de yogur con pepino, ajo y albahaca le daréis un toque estupendo.