Archive

ensaladas

Una de las soluciones al calor es comer frío. Las ensaladas de legumbres sacian el hambre, nos aportan proteínas, resultan económicas y nos ahorran trabajo. Las posibilidades son multiples y no permiten aburrirse. La foto es de Simple Provisions en Flickr. Allí encontraréis fotos preciosas no solo de comida…

La receta de hoy es simple para aburrir, pero no por ello menos sabrosa o nutritiva.

Chickpea, Feta and Parsley Salad #delicious  #Amazing  #healthy_food  #health #food  #diet  #fresh  #HealthyFood  #recipe  #salad #tasty  #colorful

INGREDIENTES:

300 grs de garbanzos cocidos, escurridos y fríos

1 ramillete de perejil lavado y picado

1/2 tarrina de feta u otro queso cremoso que os guste

aceite de oliva

zumo de limón o vinagre de manzana no pasteurizado

sal marina

Mezclar los ingredientes en un bol, aliñar y dejar en la nevera hasta su consumo.

Hoy una receta con pescado para variar un poco. Mezclando además alubias y judías verdes. Muy rica, diferente, nutritiva y lígera. La receta la publicó el pasado verano Megan en su blog Country Cleaver.

Fresh Green Bean and Salmon Salad

INGREDIENTES:

1/4 k de alubias arrocinas cocidas, escurridas y frías

1/4 K de judías verdes cocidas

1 filete de salmón a la plancha

1/2 cebolleta en juliana

cilantro o perejil picado

sal y pimienta

aceite de oliva virgen extra

vinagre de sidra no pasteurizado

Mezclar los ingredientes en un bol, aliñar y servir.

Continuamos con la serie de recetas con “otros cereales”, me refiero a los menos conocidos y utilizados por nosotros. Le vuelve a tocar turno a la cebada. En templado y frío. Deliciosa. Ya sabéis que voy buscando recetas nuevas en otros países con más respeto por la alimentación “comfort” o saludable y hoy le toca el turno a la BBC, una serie que publican y que llaman GOODFOOD.

Squash & barley salad with balsamic vinaigrette

INGREDIENTES:

1/2 calabaza naranja pelada y cortada en tiras

1 cucharada de aceite de oliva

125 grs de cebada

150 grs de ramilletes de brócoli

50 grs de tomate deshidratado rehidratado

1/2 cebolla roja picada

1 cucharada de semillas de calabaza

1 cucharadita de alcaparras

15 olivas de Aragón

albahaca picada al gusto

Vinagreta:

2 cucharadas de vinagre balsámico

3 cucharadas de aceite de oliva virgen

1 cucharadita de mostaza de Dijon

1 diente de ajo picado.

Asar la calabaza a 180ºC durante 20 minutos aproximadamente. Mientras cocer la cebada en cuatro partes de agua salada, tardará unos 25 minutos. Blanquear el brócoli en otra cazuela. Escurrir la cebada y el brócoli y mezclar con el resto de los ingredientes. Preparar la vinagreta vertiendo todos los ingredientes en un tarro con tapa y  agitándolo bien.

Este plato aguanta perfectamente en la nevera 3 días.

Hoy una receta templada para acompañar una comida primaveral. Es un falso tabouleh o una ensalada con ingredientes primaverales que nos llena de energía con no demasiadas calorías. Sabemos que la quinua ha subido mucho de precio, pero es tan rica y nutritiva que me resisto a dejar de utilizarla todas las semanas… La foto es del blog Veronica Loves Archie, un blog variado con una estética que particularmente me gusta mucho, y que sirve para ilustrar una posible ensalada de quinua.

quinoa, peas, sweet potato, feta, mint, red capsicum, parsley, red onion, squeeze of lemon, salt & pepper.

INGREDIENTES:

1 taza de quinua desamargada, cocida y templada

1/2 pimiento rojo lavado y troceado

1 lata de guisantes o un puñado de guisantes cocidos

1/2 cebolla picada

1 diente de ajo picado

1 tomate pelado y despepitado pelado

2 cucharadas de queso desmigado

1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

1 cucharada de vinagre de manzana no pasteurizado

ralladura de 1/2 limón

1 pizca de menta

Lavar la quinua bajo el grifo de agua para eliminar la saponina e, inmediatamente cocerla entre 10 y 15 minutos en el doble de agua. Escurrir y templar.

Mientras lavar y cortar el resto de ingredientes y mezclarlos en un bol con la quinua. Aliñar y servir.

Tenemos tantos productos para elegir y tantas veces comemos lo de siempre!!! La receta de hoy es estupenda templadita y caliente. Pero incorpora la espelta en grano. Esa variedad de trigo que se utiliza para darle ese gusto tan rico al pan y que admite tantas recetas como el arroz. La espelta tiene un contenido en gluten inferior al trigo común y un gusto algo más “dulce”, por decirlo de alguna manera… Es muy rico. Comenzamos con las ensaladas templadas que ya empiezan a apetecer. Tenemos ganas de buen tiempo y de días largos, y de encontrar ya frutas y verduras de primavera. Aquí tenéis una gran opción para empezar a sentirnos en la próxima estación. La receta la encontramos en el blog Betty Crocker un imaginativo blog con recetas muy apetecibles y sencillas que os invito a descubrir.

Asparagus Farro Salad

INGREDIENTES:

4 vasos de espelta en grano

4 cucharadas de aceite de oliva

1 manojo de espárrago triguero

1 chalota picada

2 dientes de ajo

1 puñado de almendras o nueces picadas

4 cucharadas de feta desmigado

1 cucharadita de sal

1 1/2 cucharadas de zumo de limón

1 cucharada de ralladura de limón

aceite de oliva virgen exttra

pimienta al gusto

Enjuagar la espelta y ponerla a remojo 12 horas. Cocinarlo en 4 partes de agua por parte de espelta durante hora y media. Puedes usar la olla a presión y tenerlo listo en media hora.

Cuando tengamos lista la espelta, mientras se templa, salteamos los espárragos en una sarten a fuego medio alto, casi sin aceite. Añadimos al final la chalota picada y el ajo. Cuando la chalota esté transparente agregamos la espelta y le damos unas vueltas.

Vertemos todo en una fuente y condimentamos con la sal, el aceite, el zumo y la ralladura de limón. Añadimos el queso feta y a disfrutar!!!

Os proponemos otra receta de aprovechamiento y para aprender a utilizar algunas salsas, condimentos e ingredientes de otra manera. Hoy nos toca el tahin. El tahin es una crema de semillas de sésamo trituradas con agua que da un sabor muy especial al hummus, el puré de garbanzos que todos solemos comer tanto en verano como en invierno. Aquí lo combinamos con una ensalada de patatas, no muy habitual en el recetario español pero que se adapta estupendamente a los gustos españoles. Podemos comerla tanto de plato único, como de acompañamiento a otros platos o como ensalada de centro para complementar nuestro menú. Como siempre es una receta sencilla, rica y diferente. En esta ocasión hemos encontrado la receta y la fotografía de la web the kitchn, dedicada a todo aquello que rodea la cocina, desde como diseñarla, organizarla, a como preparar platos y cócteles riquísimos.

Recipe: Potato Salad with Lemon Tahini & Dill Dressing — Recipes from The Kitchn

INGREDIENTES:

400 grs de patatas rojas o amarillas

sal

1/3 taza de eneldo fresco o 1/4 taza de eneldo seco

1/2 manojo de cebolletas

4 cucharadas de alcaparras

Para la vinagreta

1/4 taza de zumo de limón

ralladura de 1 limón

2 cucharadas de eneldo fresco o 1 cucharada de eneldo seco

1 cucharada de mostaza de Dijon

2 ajos picados

1 cucharada de tahin

1/2 taza de aceite de oliva

sal y pimienta rosa

Hervimos las patatas en abundante agua con sal, al estilo de las papas canarias. Este plato es mucho más llamativo con patatas pequeñas del tamaño de un huevo o algo más grandes. Cuando estén hervidas cortarlas en 4 trozos y mezclarlas las cebolletas en juliana, las alcaparras y el eneldo. mojar con un poco de aceite y darle un golpe de grill durante 7 minutos aproximadamente.

Mientras preparamos la vinagreta con el resto de los ingredientes excepto la sal y la pimienta. Os recomiendo utilizar la batidora o la licuadora. Para obtener la consistencia deseada añadir un poco más de aceite o de agua. Mojar las patatas y repartir la vinagreta. Ya veis que es una receta muy sencilla. Como siempre os digo las vinagretas se pueden ajustar a vuestros gustos personales. Pero esta vinagreta es muy sabrosa y le da un toque muy original a las patatas cocidas.

 

El miso es un ingrediente de la cocina tradicional japonesa que se va incorporando lentamente a la cocina occidental. Su nombre significa fuente de sabor, es “conductor” del sabor umami. Incluido en la dieta macrobiótica sus propiedades son muy numerosas. Favorece el equilibrio de la flora intestinal, contiene ácido linoleico, lo que contribuye a bajar el colesterol. Tiene un gran poder antioxidante contribuyendo a la eliminación de radicales libres. Es un alimento alcalinizante. Contribuye a bajar la tensión y es depurativo. Es una ayuda para las mujeres en la menopausia por su contenido en isoflavonas.

Muchos de nosotros conocemos la sopa de miso, pero no sabemos los otros usos que le podemos dar. El miso es un alimento fermentado, compuesto generalmente por soja, arroz y sal. Cuando lo utilicemos no nos hará falta utilizar la sal. Al ser un producto fermentado es mejor no someterlo a altas temperaturas.

El miso blanco suele ser el más suave, y el rojo es más sabroso y se puede utilizar para macerar carnes o platos de sabores fuertes. En la receta de hoy os ofrecemos otro uso, una vinagreta muy sabrosa, con un marcado acento oriental, estupenda tanto para ensaladas de verduras terrestres como acuáticas.
Ingredients:  15 gram (1/2 ounce) dried seaweed salad mix (about 1 handful) Miso Dressing 1 Tbsp. awase miso (or ½ Tbsp. white miso + ½ Tbsp. red miso) 1 Tbsp. soy sauce 1 Tbsp. rice vinegar 1 tsp. sesame oil 1 tsp. mirin 1 tsp. white roasted sesame seeds (and more for sprinkle)

Foto e inspiración para la receta: http://www.justonecookbook.com

INGREDIENTES:

1/2 cucharada de miso blanco

1/2 cucharada de miso rojo

1 cucharada de salsa de soja

1 cucharada de vinagre de arroz

1 chorro de aceite de sésamo

1 cucharada de mirin

1 cucharada de semillas de sésamo

Mezclar bien los ingredientes hasta emulsionar y verter sobre la ensalada.