Archive

setas

La receta de hoy es una adaptación de la receta del blog Cannelle et Vanille, un blog con recetas imaginativas, sabrosas y muy apetecibles, que no cuestan demasiado trabajo. Digo adaptación porque no disponía de todos los ingredientes la primera vez que la preparé y modifiqué la receta con los dedos cruzados… y salió estupenda. Muchos conocéis mi propensión a no seguir las instrucciones de las recetas que encuentro por ahí… Cada uno somos de una manera, pero me resultó imposible encontrar patata morada. La seta hiitake la utilicé deshidratada y modifiqué también algunos ingredientes de la masa porque no me gusta la harina de quinua pese a gustarme mucho la quinua.

Shiitake and Purple Potato Tart

INGREDIENTES:

90 grs harina arroz

45 grs de polenta sémola de maíz

40 grs. de copos de patata (el puré de bolsa, vamos)

1/2 cucharadita de sal

pimienta molida

romero, tomillo u otras hierbas aromáticas de vuestra elección

110 grs de mantequilla o aceite o queso

agua fría

Mezclar los ingredientes secos y posteriormente agregar la mantequilla o el aceite o la mitad del queso. Formar la masa integrando los ingredientes e ir añadiendo agua fría hasta formar una masa densa. Es mejor ir añadiendo sin llegar al punto que pasarse, porque la masa será ingobernable. Debe quedar algo dura y se ha de poder formar una bola en la que se hundan los dedos. Enfriar media hora en la nevera y forrar el molde. Hornear a 190º C hasta que la masa se vea muy poco dorada.

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra más lo necesario para pincelar las patatas

1 puerro picado

100 grs de shiitake laminado

2 dientes de ajo picados

2 huevos

1 latita de leche de coco

50 grs de queso de untar o cremosos suave

2 patatas pequeñas a rodajas finas

sal y pimienta

Saltear el puerro en una sartén , añadir las setas, el ajo y salpimentar. Saltear 5 minutos y agregar el perejil. Mezclar bien.

En un bol aparte batir los huevos y la leche de coco.

Sobre la masa prehorneada extender la mitad del queso, el relleno y la mezcla de huevos y leche de coco.  Espolvorear algo más de sal y añadir un chorrito de aceite de oliva. Hornear durante 30 o 40 minutos hasta que esté dorada y dejar enfriar 15 minutos antes de cortar.

Advertisements

Hoy os presentamos una receta que nos ha sorprendido gratamente. Nos gustan mucho los platos de cuchara y esta no solo está buena, además tiene un aspecto super apetitoso salga como salga porque su encanto está precisamente en su colorido, los aromas, los “tropezones” que vemos y que le dan ese toque tan casero.

La receta la encontramos en el blog Brooklynsupper, un blog que recomendamos por sus recetas, sus historias, su fotografía… Delicioso!

creamy wild rice and mushroom soup // brooklyn supper

 

El plato es una autentica fiesta, calentito, reconfortante, original, sabroso… Me parece ideal para perrear los gélidos fines de semana en que nos apetece descansar después de una caminata y perfecto para quedar con amigos.

INGREDIENTES:

25 grs de setas deshidratadas al gusto

1 puñado de arroz salvaje

4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

1/2 cebolla picada

1 rama de apio picada

3 zanahorias picadas

2 patatas a trozos grandes

2 dientes de ajo picados

1 chorro de vino blanco

3/4 l clado al gusto (vegetal, pollo…)

1/2 l largo de agua

1 rama de tomillo

2 cucharadas de perejil picado

2 cucharadas de nata vegetal que los veganos podéis sustituir por  unos dados de tofu

sal y pimienta al gusto

cayena picada al gusto

Remojar las setas hasta que se hidraten, entre unos veinte minutos y dos o tres horas. Cocer el arroz entre cuarenta y cincuenta minutos en el agua, a la que añadiremos parte del agua de hidratar las setas que reservaremos.

Doramos las setas en la cazuela donde haremos la crema. Reservamos. En el mismo aceite doramos los ajos y  pochamos las verduras. Añadimos el vino blanco y cuando reduzca reservamos parte de las verduras con las setas y al resto le añadimos el caldo, las patatas y dejamos cocer junto a la nata como un cuarto de hora. Salpimentamos al gusto. Añadimos la nata y dejamos cocer unos 10 minutos. Pasamos por la batidora hasta conseguir una crema homogénea y aterciopelada. Añadimos las setas y verduras reservadas, el tomillo, el perejil y la cayena picada y servimos bien calentito

 

Nos gusta mucho la polenta o las farinetas con algo de caldo de verduras y leche (que a veces cambiamos por leche de almendras o de arroz ya que le da un toque más cremoso) y un poco de queso rallado que se funde mientras servimos el plato. Para este otoño tan corto os sugerimos un plato de polenta con boletos, al que los no vegetarianos podréis añadir un toque crujiente de jamón para disfrutar todavía más.

Hoy la receta no es muy ligera, pero aquellas personas a las que les sienta mal el trigo pueden disfrutar de un plato que llena y engorda de vez en cuando sin ningún problema de digestión.

Creamy Polenta with Roasted Mushrooms...never had polenta but if its like grits hen yumo

Foto: Pinterest

INGREDIENTES:

2 cucharadas de sémola de maíz,

1 taza de caldo

1 taza de leche que puede ser vegetal

1/2 taza de queso rallado tipo parmesano o pecorino

25 grs de boletos deshidratados o las setas que más os gusten

3 cucharadas de aceite de oliva virgen

1 ajo picado

1 cucharada de perejil picado

sal y pimienta

2 filetes de jamón serrano a tiras.

Rehidratamos las setas al menos un par de horas en un bol. Puedes dejarlas por la mañana antes de salir a trabajar. Al volver las retiramos conservando el agua (que añadiremos a la polenta), las escurrimos y las salteamos en una sartén con un par de cucharadas de aceite y el ajo picado. Si optas por la versión con jamón añádelo para que aromatice el aceite. Añadir el perejil y dar un par de vueltas evitando que se queme. Las retiramos y reservamos.

En la misma sartén prepararemos las farinetas añadiendo la cucharada de aceite que nos queda. Añadimos una cucharada de sémola y cuando se forme una pasta la segunda. No debe quedar grumoso y el aceite no debe estar muy caliente para no quemar la sémola. Añadimos el caldo y la leche poco a poco mientras vamos moviendo, como si fuera la masa de unas croquetas. No olvidéis añadir el agua donde se han rehidratado las setas bien colada, aromatizará aún más la polenta. Irá espesando poco a poco, lo ideal es que no quede muy espesa para poder tomarla a cucharadas. El fuego debe ser bajo, cuidando siempre de que no hierva a borbotones, ya que debe estar un cuarto de hora al menos al fuego para que las farinetas se cuezan bien y no sepan como a harina. En los cinco últimos minutos añadiremos el queso rallado y quitaremos el fuego, mezclándolo cuidadosamente. Servimos y añadimos un par de cucharadas de setas salteadas por encima.

La receta de hoy la hemos encontrado en el blog Alisacooks del que hemos tomado prestada también la foto. Actualmente nosotros hemos modificado ligeramente la receta, adaptándola a nuestros gustos. La tomamos tanto para comer como para cenar y la verdad es que resulta reconfortante y digestiva, quita el hambre y la sed como buena sopa. Está cargada de beneficios y sabor. Ya os he contado alguna vez los beneficios de la cebada y del miso y como su sabor nos gusta a rabiar vamos incorporándolos cada vez a más platos. Esta receta es ideal para las noches de otoño e invierno más desapacibles.

Mushroom Barley Soup ...pinner says:  easy to make it vegan - sub veg for beef broth. This is yummy! I doubled the recipe and added 1c chopped carrots w/ the garlic, some chopped spinach at the end, and left out the salt/miso (subbed 1 tsp Williams Sonoma mushroom soup boullion). I'll be making this again!

INGREDIENTES

1 cucharada de aceite de oliva virgen

1/2 cebolla en juliana

1/2 taza de cebada remojada una noche y lavada posteriormente

2 dientes de ajo picados

1 cucharadita de tomillo

150 grs de champiñones o shiitakes frescos o 15 grs si son deshidratados (y rehidratados)

1 cucharadita de harina de setas

1 cucharada de pasta de tomate

1 cucharadita de vinagre balsámico

1 hoja de laurel

1 cucharadita por persona de pasta de miso

sal y pimienta

En una sopera con el aceite caliente salteamos las setas limpias y cortadas, la cebolla y el ajo. Añadimos la pasta de tomate, las hierbas aromáticas, el vinagre y la harina de setas. Movemos ligeramente y dejamos reducir algo menos de 5 minutos. Agregamos la cebada (remojada y lavada) y el caldo y cuando rompa a hervir bajamos el fuego y dejamos cocer suavemente durante media hora con la tapa de la cazuela puesta. Corregimos de sal al final de la cocción teniendo en cuenta que el miso ya es salado. Retiramos del fuego y cuando deje de hervir añadimos el miso en un colador y agitaremos hasta su disolución. Servir y disfrutar.

 

Nos gustan mucho los platos de cuchara y cuando encontramos esta receta en el blog Tastelove&nouris no pude resistirme. Nos gustan todos sus ingredientes y estéticamente nos parece precioso!!! Es sabrosa y vegana y uno de los trucos que más me ha fascinado es que la cremosidad se ha conseguido con tofu!!! Increíblemente rica. Los que tengáis problemas de tiroides sabéis que la soja … no os conviene mucho. Hay quien la prohíbe y hay quien dice que no es conveniente tomarla 4 horas antes o después de la medicación.

Mushroom and Wild Rice Soup

INGREDIENTES

2 cucharadas de mantequilla no hidrogenada

1 cucharada de aceite de oliva virgen

150 grs de champiñon portobello limpios y fileteados o cualquier seta deshidratada, rehidratada y escurrida

1/2 cebolla picada

1/2 zanahoria a rodajas

2 tallos de apio picados

3 dientes de ajo picados

1/2 copa de vino blanco

1/2 patata roja pelada y picada

2 cucharadas de harina (nosotros usamos de maíz)

1 hoja de laurel

6 tazas de caldo vegetal

3/4 taza de arroz salvaje

340 grs de tofu

Saltear los champiñones en una cazuela con la mantequilla hasta que su jugo se reduzca pero no se empiece a dorar. Retirar y reservar. En esa cazuela añadir el aceite de oliva y saltear la cebolla, la zanahoria y el apio hasta que la cebolla quede transparente. Añadir el ajo y dejar dorar ligeramente. Añadir la harina y mezclar como si se preparara una bechamel. Agregar el vino blanco y cuando evapore completamente aladir el caldo, la patata las hierbas aromáticas, las setas y el arroz salvaje. Llevar a ebullición y reducir el fuego para dejar cocer a fuego lento unos 30 minutos.

Cuando la sopa esté casi hecha triturar el tofu sin escurrir en la licuadora o batidora hasta que la textura sea sedosa. Reservarlo hasta que quitemos el fuego y añadir el tofu a la cazuela sin retirarla del fuego. Desacer el tofu hasta que la apariencia sea la de una crema sedosa.

La cebada es unos de los cereales con más propiedades nutricionales, pero que menos estamos habituados a consumir. Relegado a los animales y a la cerveza posee cualidades que lo hacen muy recomendable.

Mushroom Barley Risotto. I love risotto...excited to try barley in place of arborio rice for a healthier dish!

Foto: Pinterest.com

Con mayor cantidad de proteína que el trigo pero menos gluten e inositol resulta un buen tónico cardiaco, evita la rigidez de los capilares, regula el colesterol y evita la acumulación de grasa en el hígado. Posee vitaminas del grupo B, vitamina K, ácido fólico y gran cantidad de oligoelementos como hierro, cobre, zinc, azufre, manganeso, yodo selenio y molibdeno, además de otras sustancias benéficas antioxidantes y protectoras del cancer.

Rico en fibra soluble retarda el índice de absorción de glucosa, protege el sistema cardiaco, protege el sistema nervioso y combate la depresión y la ansiedad.

Es emoliente, digestiva, diurética, vasoconstrictora, antiinflamatoria, mineralizante, antiséptica, reconstituyente,alcalinizante, laxante… y está muy rica. Tiene un recuerdo de sabor a nuez.

Hay multitud de recetas para cocinar la cebada, hoy os sugerimos un “risotto” de cebada sencillo, suave y muy de temporada.

INGREDIENTES:

2 cucharadas de aceite de oliva

1 cebolla picada

250 grs. de setas frescas o 25 grs de setas deshidratadas o boletos

1 cucharadas de perejil picado

1 cucharada de tomillo

1 cucharada de eneldo

2 dientes de ajo picados

1 taza de cebada a remojo la noche de antes

6 tazas de caldo de verduras

queso pecorino o parmesano rallado al gusto

sal y pimienta

Lavar la cebada remojada cambiando el agua un par de veces. Limpiar las setas o rehidratarlas al menos un par de horas si son trozos grandes. En una sartén a fuego vivo saltear las setas con el aceite, el ajo y la cebolla. Añadir la cebada y las hierbas aromáticas, damos un par de vueltas y añadimos el caldo. Cuando rompa a hervir añadir la sal, y cocer unos 30 minutos aproximadamente a fuego lento con la tapa puesta. Rallamos el queso para que no se seque demasiado mientras termina la cocción de la cebada. Corregimos de sal y pimentamos. Agregamos el queso rallado  que junto a la cebolla dará untuosidad al plato y servimos. Si os gusta todavía más cremoso podéis añadir una cucharada de mantequilla no hidrogenada.

Continuamos con las recetas de temporada y nada mejor que terminar el día con una reconfortante sopa de quinua y calabaza. Esta receta es apta para comidas y cenas, porque aunque tenga muchos ingredientes son todos muy digestivos y no es demasiado elaborada.

Alguna vez os he comentado que las clientas bolivianas siempre me corrigen cuando digo erróneamente quinoa. La prohibición del cultivo y el consumo de quinua tras el descubrimiento de America para someter las poblaciones indígenas ha provocado que nosotros la conozcamos a través del mundo anglosajón. Afortunadamente su cultivo y su consumo no han desaparecido ya que todos conocéis los maravillosos beneficios del consumo de quinua. Sólo esperamos que los precios vuelvan a la normalidad para poder disfrutarla más a menudo.

Hoy os tengo que pedir a los vegetarianos y veganos un poco de manga ancha ya que solo he podido localizar una foto de una receta similar con pollo, aunque la receta de hoy, como la mayoría de las veces es totalmente vegana.

This is cooking on my stove right now and it smells HEAVENLY.....and low in points for Weight Watchers.  Happy. karenknichols

Foto: Pinterest

 INGREDIENTES:

1 calabaza,

1 l de caldo de verduras,

1 l de agua,

1 cebolla picada,

1 taza de lentejas,

1 cucharadita de pimentón dulce,

2 cucharadas de sal marina,

romero,

1 taza de quinoa,

1 diente de ajo,

½ cucharadita de pimienta,

15 grs. de setas deshidratadas.

Rehidratar las setas. Pelar y trocear la calabaza en cubos y añadirla al caldo y el agua puesta al fuego. Agregar la cebolla, el ajo, la sal, pimienta, pimentón, romero y lentejas y dejar cocer 40 minutos a fuego medio, bajo.

Picar las setas y saltearlos hasta dejarlos dorados y crujientes. Licuar la sopa reservando algunos cubos de calabaza y lentejas para decorarla. Volver a poner la sopa en la olla para cocinar la quinoa, previamente lavada, durante 12 minutos. Servir con una buena cucharada de setas para decorar y romero.