Archive

Arroz

La receta de hoy es de un pan sin gluten, ácimo, sin levaduras muy adecuado para acompañar hummus, patés vegetales, salsas o comidas informales. Es una adaptación muy libre de los panes naan, de consumo corriente en Asia central. Rápido de preparar, vistoso y muy rico. Podemos adaptar fácilmente las cantidades ya que, como veis, los ingredientes principales son 2 partes de harina por 1 de yogur. El resto de ingredientes son fácilmente adaptables. La foto es del blog Playfulcooking, con una visión muy lúdica de la cocina, como a nosotros nos gusta.

Naan

INGREDIENTES:

1 taza de harina arroz

1 taza de harina maíz o garbanzos

1 cucharada bicarbonato sódico

1 cucharada aceite

1 taza yogur

agua

1 pizca de sal

semillas de sésamo

perejil o cilantro picado

Mezclar las harinas con el bicarbonato y la sal en un bol. Mezclar, formar un volcán y añadir el aceite y el yogur. Formar una masa a la que añadiremos un poco de agua para trabajarla con facilidad si está muy dura. Debemos poder formar una bola con ella. Cubrimos con un paño y dejamos reposar dentro del bol durante 20 minutos. Una vez reposada la cortamos en 9 o 10 bolas que trabajaremos con un rodillo o con la mano, sin apretar, formando discos que nos quepan en una sartén pequeña, deben ser bastante finos para poder hacerlos rápidamente. Dejamos reposar unos 10 minutos más y espolvoreamos los discos de masa con sésamo y perejil o cilantro y unas gotas de aceite si nos apetece.

Calentamos una sarten engrasada a fuego medio alto y vamos asando los naan unos 30 o 40 segundos por cada lado, hasta que veamos que la masa está crujiente y aparecen burbujas. Se secan enséguida y son duros, por lo que conviene envolverlos en un paño si no se consumen enseguida para que no se sequen.

A veces las recetas más sencillas son las más ricas. Sobre todo cuando están realizadas con ingredientes de calidad. El risotto es un plato delicioso, que puede prepararse en un momento y con los ingredientes que tengamos más a mano. Hoy la propuesta es con trigueros, guisantes y cebolleta. En 20 minutos tendréis una comida de 10, ligera, sabrosa y reconfortante.

barefoot contessa's spring green risotto

Foto: Foodnetwork

INGREDIENTES:

1 litro de caldo vegetal hirviendo

1 taza de arroz arborio o carnaroli

1 manojo de espárragos trigueros

1 taza de guisantes cocidos

1/2 cebolleta picada

1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

1/2 vaso de vino blanco

1 pizca sal marina

pimienta

queso parmesano

En una sartén saltear con un poco de aceite los trigueros. A los 5 minutos añadir la cebolleta. Pasados otros 5 minutos añadir los guisantes cocidos.  Salpimentar y añadir el vino. Dejar evaporar el alcohol e ir añadiendo el caldo hirviendo al arroz poco a poco. Ir dando vueltas al arroz vigilando que no se pegue y no quede seco. El punto debe ser meloso, con el arroz entero. Dejar cocer unos 15 / 20 minutos. Justo antes de servir añadir el parmesano al gusto y comer inmediatamente antes de que el risotto se “encole”.

La receta de hoy es una adaptación de la receta del blog Cannelle et Vanille, un blog con recetas imaginativas, sabrosas y muy apetecibles, que no cuestan demasiado trabajo. Digo adaptación porque no disponía de todos los ingredientes la primera vez que la preparé y modifiqué la receta con los dedos cruzados… y salió estupenda. Muchos conocéis mi propensión a no seguir las instrucciones de las recetas que encuentro por ahí… Cada uno somos de una manera, pero me resultó imposible encontrar patata morada. La seta hiitake la utilicé deshidratada y modifiqué también algunos ingredientes de la masa porque no me gusta la harina de quinua pese a gustarme mucho la quinua.

Shiitake and Purple Potato Tart

INGREDIENTES:

90 grs harina arroz

45 grs de polenta sémola de maíz

40 grs. de copos de patata (el puré de bolsa, vamos)

1/2 cucharadita de sal

pimienta molida

romero, tomillo u otras hierbas aromáticas de vuestra elección

110 grs de mantequilla o aceite o queso

agua fría

Mezclar los ingredientes secos y posteriormente agregar la mantequilla o el aceite o la mitad del queso. Formar la masa integrando los ingredientes e ir añadiendo agua fría hasta formar una masa densa. Es mejor ir añadiendo sin llegar al punto que pasarse, porque la masa será ingobernable. Debe quedar algo dura y se ha de poder formar una bola en la que se hundan los dedos. Enfriar media hora en la nevera y forrar el molde. Hornear a 190º C hasta que la masa se vea muy poco dorada.

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra más lo necesario para pincelar las patatas

1 puerro picado

100 grs de shiitake laminado

2 dientes de ajo picados

2 huevos

1 latita de leche de coco

50 grs de queso de untar o cremosos suave

2 patatas pequeñas a rodajas finas

sal y pimienta

Saltear el puerro en una sartén , añadir las setas, el ajo y salpimentar. Saltear 5 minutos y agregar el perejil. Mezclar bien.

En un bol aparte batir los huevos y la leche de coco.

Sobre la masa prehorneada extender la mitad del queso, el relleno y la mezcla de huevos y leche de coco.  Espolvorear algo más de sal y añadir un chorrito de aceite de oliva. Hornear durante 30 o 40 minutos hasta que esté dorada y dejar enfriar 15 minutos antes de cortar.

Encontré esta foto tan sugerente hace unos meses en internet, rastreando recetas para vosotros en las que incorporar sabores japoneses, algas eco… sabores distintos y recetas macrobioticas sencillas, alcalinizantes, energizantes y ligeras. Unos sencillos fideos de arroz con alga arame y unas verduras… El alga arame es un alga de sabor delicado, con mucho calcio, fósforo y yodo además de vitaminas A, B1 y B2 facil de combinar con vegetales y tofu y que ayuda a bajar la hiertension y favorece la circulación sanguinea.

Eisenia (arame) and Unpolished rice vermicelli

Busqué recetas y encontraba las típicas con zanahorias, pimientos, cebolla en juliana…  No eran las adecuadas… perdían la magia del color, la simplicidad… Así que he probado alguna variación en casa y una mañana en el mercado encontré la solución. Encontré unas judías verdes redondas que a mi me encantan hervidas tan solo con una cebolla y pensé ¿si las blanqueo ligeramente junto a algo de puerro que puede pasar? Así que la receta que me gustó fue la siguiente

INGREDIENTES:

100 grs de judías verdes cortadas en juliana (a lo largo)

1/2 tallo de puerro cortado en juliana

5 grs de alga arame remojada 10 minuto

1/2 litro de caldo vegetal o dashi básico

55 grs de fideos de arroz.

1/2 cucharada de aceite de oliva virgen extra

1 pizca de sal

1 cucharada de tamari

Poner a hervir las algas en un puchero. El alga arame debe hervir 15  minutos. A los 5 minutos incorporamos el puerro y las judías verdes. Transcurridos 10 minutos retiramos del fuego y añadimos los fideos de arroz.. Dejamos reposar 2 minutos y mientras ponemos a calentar la sartén con el mínimo de aceite que podamos. Una vez reposados los fideos escurrimos y volcamos los fideos con las judías verdes y el arame en la sarten, la salsa de soja y damos unas vueltas para mezclar todo. ¡A comer!

Hoy os proponemos un postre que no contiene gluten, es sencillo, no es muy grande y se prepara rápidamente. Ideal para desayunos y meriendas o para acompañar un café o, mejor aun, un chocolate a la taza, que combina estupendamente con la naranja. En los ingredientes veréis que, como siempre, hay una serie de productos que podréis adaptar a vuestros gustos. La foto de la receta de hoy la hemos tomado de un blog super interesante desde nuestro punto de vista, porque incorpora las especias, los frutos secos y las semillas de manera natural, muy acertada en la gama de sabores. Y como podéis comprobar la fotografía es fabulosa. Con un toque de bodegón barroco que me encanta.

La sugerencia de presentación de Turmericnspice est igualmente rica y sencilla. Os doy la receta para caramelizar cáscara de naranja u otros cítricos tras la receta del bizcocho. Mientras se hornea el bizcocho se puede preparar tranquilamente.

Orange Pound Cake

Foto: www.turmericnspice.com

INGREDIENTES:

40 grs. de harina de arroz,

30 grs. de azúcar moreno o cantidad equivalente de endulzante al gusto,

30 grs. de almendras picadas o en polvo,

25 grs de aceite de oliva virgen o margarina,

3 cucharadas soperas de zumo de naranja, lima o limón

cantidad al gusto de la ralladura de la piel del zumo elegido

1 huevo,

1 cucharadita de levadura,

1 cucharadita de cúrcuma.

Batir la margarina/aceite con el azúcar y añadir después el zumo de naranja, batir. Añadir las almendras, integrar, el huevo e integrar, y la harina mezclada con la levadura y la ralladura hasta integrar. Hornear a 180º durante 25-30 minutos en un molde engrasado. Dejar enfriar antes de desmoldar.

CASCARA DE CÍTRICOS CONFITADA

Tiras de cáscara de naranja, lima o limón al gusto.

1/4 vaso de agua

1/4 de vaso de azúcar

Es importantísimo lavar concienzudamente la piel de la fruta que usemos para eliminar todas las sustancias químicas que puedan estar en la superficie. Secar bien y sacar las tiras eliminando toda la parte blanca del interior de la piel. Vertemos en un recipiente con agua y cuando rompa a hervir sacamos del fuego y volcamos en un colador. Repetimos este proceso 3 veces. En el mismo recipiente vertemos el agua y el azúcar, llevamos al fuego de nuevo y disolvemos el azúcar. Agregamos las cáscaras blanqueadas y dejamos suavemente hasta que el almíbar espese ligeramente y la cáscara de fruta se transparente ligeramente. Sacamos con cuidado y dejamos secar sobre un papel de hornear. Podemos verter el almíbar sobre el bizcocho y decorarlo con las cascaras confitadas.

Hace un par de semanas quise animar a Mateo a cocinar cosas nuevas y a probar la quinua. Le propuse que intentara modificar la Sopa Mateo, una sopa calentita llena de vitaminas y proteína vegetal muy saludable, digestiva y reconfortante en invierno.  Ideal para olas de frío como las que estamos sufriendo este mes de febrero.

Mateo aceptó el reto, se remangó, se puso el delantal y ayudado por Cristina cocinó y comió la “Sopa Mateo”. Y lo más importante: hizo unas modificaciones que me han dejado asombrada!!! Hemos probado la “Verdadera sopa Mateo” y está mucho más rica que la receta original!!!

Si Mateo ha sido capaz de preparar una sopa tan rica y  la ha mejorado que no podréis hacer vosotros en casa… Os paso la receta de Mateo:

sopa mateo 1

sopa mateo 2

INGREDIENTES:

verduras al gusto limpias y troceadas: zanahoria, ajo, cebolla, puerro…

Verdura estrella boniato, lo que se conoce más en los blogs anglosajones como sweet potato.

1/2 taza de quinua

1/2 taza de arroz integral remojado al menos 3 horas

1/2 taza de lentejas rojas peladas

1 cucharada de aceite virgen extra.

1 litro de caldo

1/2 litro de agua

perejil picado al gusto

Saltear las verduras en el aceite de oliva. Añadir la quinua lavada previamente para desamargarla. Saltear un par de minutos y añadir el arroz escurrido, las lentejas, el caldo y el agua. Cocer a fuego vivo unos 15 o 20 minutos. 5 minutos antes de finalizar la cocción añadir y corregir de sal. Añadir el perejil picado. Servir caliente.

Como veis rápida, sencilla y muy sabrosa y digestiva. Buen provecho.

sopa mateo 3

Hoy os presentamos una receta que nos ha sorprendido gratamente. Nos gustan mucho los platos de cuchara y esta no solo está buena, además tiene un aspecto super apetitoso salga como salga porque su encanto está precisamente en su colorido, los aromas, los “tropezones” que vemos y que le dan ese toque tan casero.

La receta la encontramos en el blog Brooklynsupper, un blog que recomendamos por sus recetas, sus historias, su fotografía… Delicioso!

creamy wild rice and mushroom soup // brooklyn supper

 

El plato es una autentica fiesta, calentito, reconfortante, original, sabroso… Me parece ideal para perrear los gélidos fines de semana en que nos apetece descansar después de una caminata y perfecto para quedar con amigos.

INGREDIENTES:

25 grs de setas deshidratadas al gusto

1 puñado de arroz salvaje

4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

1/2 cebolla picada

1 rama de apio picada

3 zanahorias picadas

2 patatas a trozos grandes

2 dientes de ajo picados

1 chorro de vino blanco

3/4 l clado al gusto (vegetal, pollo…)

1/2 l largo de agua

1 rama de tomillo

2 cucharadas de perejil picado

2 cucharadas de nata vegetal que los veganos podéis sustituir por  unos dados de tofu

sal y pimienta al gusto

cayena picada al gusto

Remojar las setas hasta que se hidraten, entre unos veinte minutos y dos o tres horas. Cocer el arroz entre cuarenta y cincuenta minutos en el agua, a la que añadiremos parte del agua de hidratar las setas que reservaremos.

Doramos las setas en la cazuela donde haremos la crema. Reservamos. En el mismo aceite doramos los ajos y  pochamos las verduras. Añadimos el vino blanco y cuando reduzca reservamos parte de las verduras con las setas y al resto le añadimos el caldo, las patatas y dejamos cocer junto a la nata como un cuarto de hora. Salpimentamos al gusto. Añadimos la nata y dejamos cocer unos 10 minutos. Pasamos por la batidora hasta conseguir una crema homogénea y aterciopelada. Añadimos las setas y verduras reservadas, el tomillo, el perejil y la cayena picada y servimos bien calentito

 

Seguimos con las opciones de batidos veganos, con bebidas vegetales, que me apasionan. Sabéis que vendemos la Chufamix, el inventazo español ideal para preparar bebidas vegetales a bajo coste. Y por supuesto yo tengo una. Hay que predicar con el ejemplo y  estoy tan encantada con “mis trastitos” como los llama mi familia que con una falta de espacio total en la cocina hasta tengo una linterna colgada de mi estanteria-despensa para subir al trastero a por los que necesito.

Coconut Coffee Smoothie

Foto e inspiración para la receta: Green Kitchen Stories

Para esta receta hago un apaño de los mios. Lo se, no sigo una receta ni para los bizcochos. Hay grandes fracasos pero también grandes hallazgos y este lo considero hallazgo. La receta original lleva 1 banana, si fuera española llevaría un plátano. Mi versión es de textura, y a nivel calorías, algo más ligera. Para conseguir un batido podéis añadir el plátano o preparar la receta con agua caliente, lo que os espesará considerablemente el batido. Para mi las bebidas con café son más agradables líquidas y ni siquiera puedo renunciar a la leche de vaca sin lactosa por las mañanas. Mi primer café no es vegano, me pone de mal genio. Pero el resto es el disfrute total!!!!!

La combinación de almendras, arroz y coco es maravillosa. Ahí va la segunda modificación a la receta. Soy alérgica a las nueces y las avellanas me dan un poco de, no se si alergia o picor de garganta…  Os pongo una mezcla de los tres frutos secos. Podéis elegir uno sólo o los tres, al gusto.

INGREDIENTES:

3 cucharadas de coco rallado

1 cucharada rasa de arroz

1/2 taza de almendras, avellanas, nueces o mezcla de todas

2 granos de cardamomo

1 trozo de vaina vieja de vainilla (conservada en azúcar)

2 cafés expreso cargaditos

Remojamos el arroz aclarado unas 12 horas. Los frutos secos por la mañana con los granos de cardamomo un rato no muy largo. Puede ser todo en el mismo agua. Aclaramos y llenamos la chufamix con 1/2 l de agua mineral caliente, que no llegue a hervir, demasiado calor hará nuestro batido muy denso. Encajamos el filtro y vertemos dentro el arroz, el coco rallado, los frutos secos con los granos de cardamomo, el trozo de vainilla y como opción personal algo de panela, stevia… Batimos un par de minutos y añadimos otro 1/2 litro de agua fría, más bien templada, no queremos estos días más que calor. Batimos otro par de minutos y filtramos, es decir sacamos el filtro sin apretar demasiado la pulpa. No la tireis, la usaremos para preparar trufas de chocolate veganas. Mañana os damos la receta. Mezclamos bien y servimos caliente o templado en un vaso. Añadir café cargado al gusto y a disfrutar!!!

Nos gustan mucho los platos de cuchara y cuando encontramos esta receta en el blog Tastelove&nouris no pude resistirme. Nos gustan todos sus ingredientes y estéticamente nos parece precioso!!! Es sabrosa y vegana y uno de los trucos que más me ha fascinado es que la cremosidad se ha conseguido con tofu!!! Increíblemente rica. Los que tengáis problemas de tiroides sabéis que la soja … no os conviene mucho. Hay quien la prohíbe y hay quien dice que no es conveniente tomarla 4 horas antes o después de la medicación.

Mushroom and Wild Rice Soup

INGREDIENTES

2 cucharadas de mantequilla no hidrogenada

1 cucharada de aceite de oliva virgen

150 grs de champiñon portobello limpios y fileteados o cualquier seta deshidratada, rehidratada y escurrida

1/2 cebolla picada

1/2 zanahoria a rodajas

2 tallos de apio picados

3 dientes de ajo picados

1/2 copa de vino blanco

1/2 patata roja pelada y picada

2 cucharadas de harina (nosotros usamos de maíz)

1 hoja de laurel

6 tazas de caldo vegetal

3/4 taza de arroz salvaje

340 grs de tofu

Saltear los champiñones en una cazuela con la mantequilla hasta que su jugo se reduzca pero no se empiece a dorar. Retirar y reservar. En esa cazuela añadir el aceite de oliva y saltear la cebolla, la zanahoria y el apio hasta que la cebolla quede transparente. Añadir el ajo y dejar dorar ligeramente. Añadir la harina y mezclar como si se preparara una bechamel. Agregar el vino blanco y cuando evapore completamente aladir el caldo, la patata las hierbas aromáticas, las setas y el arroz salvaje. Llevar a ebullición y reducir el fuego para dejar cocer a fuego lento unos 30 minutos.

Cuando la sopa esté casi hecha triturar el tofu sin escurrir en la licuadora o batidora hasta que la textura sea sedosa. Reservarlo hasta que quitemos el fuego y añadir el tofu a la cazuela sin retirarla del fuego. Desacer el tofu hasta que la apariencia sea la de una crema sedosa.

Me encanta la cocina del Mediterráneo oriental. Sus sabores nos resultan muchas veces sorprendentes y a la vez está tan ligada a ingredientes tan habituales para nosotros! Una de las recetas más sencillas que he encontrado y que me gusta cocinar porque es muy sencilla es la Maqluba. La receta es de origen palestino y la palabra maqluba significa volcar.

La maqluba es un sencillo plato de arroz con berenjena y/o coliflor, tomate, carne de pollo y arroz que forma parte de la tradición culinaria de Oriente Medio.

Uno de los cocineros que más ha hecho para dar a conocer la comida de Oriente Medio es Yotam Ottolenghi, un cocinero israelí formado en Le Cordon Bleu que ha recibido diversos galardones y cuyos libros de recetas podéis encontrar en cualquier librería. La mezcla de culturas y sabores y la adaptación a las recetas que podemos hacer en casa os abrirán la mente y el apetito.

Maqluba

Foto: pinterest

INGREDIENTES:

2 berenjenas grandes o 1 coliflor

1 1/2 k de carne de cordero con hueso o pollo troceado

1/2 k de arroz basmati

canela en rama

pimienta negra en grano

6 clavos

unos granos de cardamomo

50 grs de piñones

50 grs de almendras peladas crudas (yo le pongo marcona)

100 grs de mantequilla

1 pizca de azafran

1/2 k de tomates maduros

aceite para freir

sal

Pelar las brenejenas y cortar en rodajas. Dejar reposar sobre un colador espolvoreadas con sal para que suelten el agua. Lavar, secar y freír. Reservar sobre un papel de cocina para que suelten el exceso de aceite.

Lavar la carne y cubrir con agua fría en una cazuela. Añadir sal, canela, pimienta, clavos y cardamomo y hervir a fuego lento desespumando cuando sea necesario. La carne estará lista cuando este blandita. Reservamos la carne en una fuente una vez retirados huesos y cartílagos y conservamos el caldo colado para cocer posteriormente el arroz.

Lavamos el arroz y lo remojamos 10 minutos para que se ablande ligeramente. En una cazuela no muy honda ponemos una capa de tomates a rodajas, una capa de carne, las berenjenas fritas y el arroz escurrido. Vertemos el caldo hasta que cubra el arroz unos 2 cm. Añadimos el azafran. Lo ponemos a fuego fuerte hasta que rompa el hervor, bajamos el fuego y dejamos cocer entre 20 y 30 minutos.

Para servir colocamos la fuente sobre la sartén y la giramos como si fuera una tortilla. En la mesa la serviremos como si fuera una tarta.

Doramos las almendras y los piñones en un poco de mantequilla y las volcamos sobre la maqluba.

El plato se sirve con la habitual salsa de yogur y pepino y algo de hierbabuena.

Una variación habitual es prepararla solo con coliflor, que habremos de freír antes o con una mezcla de coliflor y berenjena.