Archive

Monthly Archives: December 2014

Estos días de Navidad son los que más rotos en la cuenta bancaria nos hacen. Buscamos los productos de mayor calidad, como el resto de la gente, queremos ofrecer los platos más suculentos, la abundancia nos rebosa… Y no siempre es necesario gastar demasiado o hartarnos de grasas. Hoy os propongo un montadito ligero, sano y muy sabroso. Sus ingredientes son baratos y no contiene un exceso de grasa. Puede funcionar también para completar una tostada o un bocata con anchoas, salmón… las combinaciones son infinitas. Es suave y digestivo.

INGREDIENTES:

1 tarrina de ricotta u otro queso cremoso

2 dientes de ajo muy  picados

100 grs de espinacas cocidas muy escurridas

1 taza de parmesano rallado

1 cucharada de zumo de limón

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de pimienta recién molida

1 cayena muy picada (opcional)

1/4 k de aceitunas negras aragonesas deshuesadas y picadas

Meter en la batidora el queso y el ajo hasta conseguir una textora cremosa, en ese momento añadir las espinacas cocidas muy escurridas (dejar enfriar en el colador con un bol lleno de agua encima para que el peso ayude a eliminar el exceso de líquido) y procesar hasta mezclar. En este paso no conviene pasarse de tiempo ni de potencia. Pasar la mezcla a un bol y agregar el zumo de limón, la cayena, la sal y la pimienta. Mezclar y dejar reposar una hora para que los sabores se integren.

Mientras dorar rebanadas de pan para que esté bien crujiente. Colocar una cucharada de queso sobre cada tostada y decorar con un poco de aceituna picada.

Un postre de los más ricos que he probado es el crumble. No es un postre fino, es lo que en los programas de cocina llaman “tierra” dulce, como un bizcocho seco deshecho, con una jalea muy rica bañándola, pero realmente no es un bizcocho deshecho, así que tiene algo más de enjundia, pero es igual de sencillo que las recetas que os presento en el blog. La variedad de sabores se consigue con diferentes harinas, especias y frutas, por lo que es muy sencillo adaptarlo a vuestros gustos personales. En la foto de Rue Mag os muestro una presentación individual muy linda y sencilla para las fiestas, en un tarro de los que admiten horno. Seguro que tendréis algún molde grande o pequeño resultón para colocar en el centro de la mesa.

Apple Cranberry Crumble | Rue

Foto: Pinterest

INGREDIENTES:

4 manzanas medianas

1/2 k de arándanos

1 cucharada de azúcar moreno o miel

2 cucharada de canela molida

 

2 tazas de harina

1 taza de harina de almendras

4 cucharadas de azúcar moreno vainillado (o en el que guardéis una vaina de vainilla)

1/2 cucharadita de canela

2 bayas de cardamomo molido o picado en el mortero con algo de harina de almendras y azúcar

125 grs de mantequilla o margarina no hidrogenada si sois veganos.

Pelar y cortar las manzanas a cubos, Mezclar con los arándanos, el azúcar o la miel y las 2 cucharadas de canela y mezclar muy bien.

Mezclar la harina, la harina de almendra, 4 cucharadas de azúcar , 1/2 de canela y el cardamomo en un otro recipiente con la mantequilla a temperatura ambiente. El cardamomo queda mucho más fino con la batidora, pero si realizas en proceso con las manos no importa.

Engrasa el molde con mantequilla y coloca la fruta en el fondo y sobre ella la mezcla del crumble. Si no utilizas fruta congelada es la mejor opción para que no se queme la fruta. La mantequilla irá al fondo y la fruta se cocerá con la grasa de esta, haciendo un jarabe. Cocinar a 180 ºC unos 20 o 25 minutos, o hasta que el crumble esté dorado, en horno precalentado. No es necesario dejar enfriar antes de servir, pero es necesario dejarlo reposar un poco. Se puede servir acompañado de helado de nata o vainilla, 1 buena cucharada de natillas, un chorreón de chocolate, más fruta fresca o en almíbar…

 

Encontré esta receta en el blog Honestlyyum, hace algún tiempo, preparada con un Ear Grey y me llamó la atención porque yo todavía no tomaba demasiado té y sólo había probado el de bolsita. El té todavía no me gustaba. Pensaba, como mucha gente, que el mejor té es el negro y si no eres buen bebedor de té no lo sabes apreciar y mejor no tomar otro… Craso error.

Earl Grey Shortbread Squares

Cada té tiene su momento, su forma de tomarlo, su preparación, su historia y sus beneficios. El té a granel siempre es mejor que el de bolsita, y hay tanta variedad que encontrar el té que te puede enganchar puede costar años de intentos… Y hay quien lo relaciona con el té de roca o la manzanilla, o el poleo…

Es cierto que en España no somos grandes bebedores de té, no tenemos ni tradición ni cultura del té, pero su consumo aumenta cada día porque cada día hay más gente preocupada por su salud, por la calidad de su alimentación, por los pequeños placeres cotidianos y somos más receptivos a todas las curiosidades. En el té todo son beneficios: nos hidrata, nos aporta vitaminas y antioxidantes, cuida la salud de nuestros dientes aunque no de su color. Es digestivo, nos drena, nos calienta en invierno y nos refresca en verano… Y lo mejor es que no solo se bebe. También se come.

Estas galletas de té son una de las pruebas más sencillas y ricas de comer té.

La “mezcla rusa” es una mezcla de diferentes tés negros Assam, Darjeeling y Keemun moderadamente aromática. Es un té Negro muy suave y gustoso, que da a las galletas el justo recuerdo a té. Esta mezcla me gusta mucho para ser té negro, es más suave que el Earl Grey de la receta original y por eso yo añado un poco más. La receta de hoy no es apta para celiacos. Si eres vegano puedes sustituir la mantequilla por margarina vegetal no hidrogenada. Otro de mis trucos es no utilizar extracto de vainilla. En casa tenemos siempre un tarro de azúcar y últimamente otro de panela con, al menos, un trozo de vainilla, nueva o usada previamente. Las exprimimos hasta su último aroma, hasta que no dan más de sí. Y cuando no huelen las trituramos en la batidora o en el molinillo de café de los años 70 que todavía guardaban mis padres en el trastero… Vamos con la receta. Lo más costoso es el corte y el horneado por la fragilidad de la masa y de las galletas ya terminadas, pero son una auténtica delicia que se debe tomar con un delicioso té caliente.

INGREDIENTES

1 taza de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
1/2 taza de azúcar glass
1 pizca de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla
2 cucharadas de Mezcla Rusa
1 cucharada de café de ralladura de naranja
1/3 taza de harina de maíz
1 2/3 taza de harina

Mezclar la mantequilla, el azúcar glass, la vainilla, la sal y la ralladura de naranja en un bol hasta blanquear. Pulverizar las hojas de té en un mortero o un molinillo de café e incorporar a la mezcla. Agregar las harinas y la levadura poco a poco mientras formamos la masa. Formar una bola y guardar en la nevera unas 4 horas para poder trabajarla.

Precalentar el horno a 150 ºC. Extender la masa en una capa fina y cortar las galletas con un molde con mucho cuidado, la masa es muy frágil. Pasarlas a una bandeja de horno con papel sulfurizado con una espátula y hornear unos 15 minutos. Dejar enfriar sobre una rejilla pasando nuevamente las galletas con una espátula. Siguen siendo muy frágiles mientras están calientes. Y si, es obligatorio consumirlas frías.

No hay nada más agradable para terminar una comida que tomar una onza de buen chocolate, y si está acompañado de unos frutos secos que nos aporten otros nutrientes mejor que mejor. Estos bocados son en pequeñas dosis muy saludables y desde luego os invito a probar la receta ahora que llega la Navidad. Una buena sobremesa siempre necesita de pequeños bocados y pequeños sorbos y este pequeño bocado es una delicia.

Pétales de chocolat façon mendiants

Foto: lacerisesurlegateau

Como siempre una receta sin grandes complicaciones, que se puede realizar con los más pequeños de la casa y que vais a disfrutar como enanos.

INGREDIENTES:

1/2 tableta de chocolate de cocinar

1/2 taza frutos secos al gusto: almendras, pistachos, avellanas, nueces…

1/2 taza de semillas o frutas deshidratadas al gusto: lino, sésamo, calabaza, arándanos, pasas, coco rallado, naranja…

opcionalmente 1/2 cucharada de mantequilla para que el chocolate brille

Fundir el chocolate al baño maría lentamente para que no se queme, agregar la mantequilla y verter cucharadas separadas sobre un papel sulfurizado. Antes de que endurezca decorar con los frutos secos, las frutas deshidratadas y/o semillas. Dejar que endurezca alejado de los niños. Separar cuidadosamente del papel, sale mejor estirando del papel con cuidado de no derretir el chocolate con la mano.

El vino caliente especiado es típico de los inviernos en distintos países, servido en reuniones durante noches frías o en fechas navideñas. Esta receta es siempre secreta, familiar y en todas hay un ingrediente secreto que pasa de generación en generación… Se puede optar por hervirlo o no, por quemar el alcohol o no… Comprobaréis que s un remedio infalible para los resfriados también sin alcohol. Y la versión orujo grappa es algo más fuerte…

vin brulé

Foto: bien.hu

INGREDIENTES:

1 botella de vino tinto

entre 100 y 120 grs de azúcar o algo menos de miel

cascara de naranja y limón al gusto evitando la parte blanca que amarga

1/2 manzana pelada opcional o un zumo de naranja o arándano

2 palos de canela

5 clavos de olor

5 anises estrellados

opcionalmente cardamomo, nuez moscada, jengibre…

Mezclar los ingredientes en frío y después calentar al fuego sin dejar hervir durante unos 20 minutos. Mejor en un cazo de acero que antiadherente. En Italia se la hace hervir y en algunos lugares se quema el alcohol… Servir caliente y disfrutarlo!!!

Una entrada corta para un menú de fiesta. Os puede ser útil ahora en navidades o incluso para comidas familiares más distendidas, en las que se puede picotear tranquilamente mientras se charla. Es rápida, sencilla y se conserva en la nevera unos días.

Black Olive Hummus: This has a strong flavor of a tapenade but with all the creaminess of a hummus. LET ME EAT THIS RIGHT NOW.

Foto: Pinterest

INGREDIENTES

1 taza de garbanzos cocidos

1/3 taza de olivas negras deshuesadas o 1 puñado de olivas negras deshidratadas

1 pimiento del piquillo o algunas tiras

1 cucharada de zumo de limón

1 cucharada de perejil

aceite de oliva virgen extra al gusto

Triturar todos los ingredientes en la batidora, aliñar con aceite de oliva y decorar con el perejil.

Servir en un bol acompañado de pan de pita, cualquier otro pan ácimo (sin levadura), verduras o sobre crackers o tostadas.

Hoy os damos la receta para preparar unas bolas de queso muy chulas para estos días. El pica pica previo a las comidas y cenas familiares o para alargar las sobremesas y quedar estupendamente con las visitas navideñas. La foto es del blog Danatreat en el que encontré la receta ya hace unos años, pero que sigo elaborando porque me parece un recurso estupendo para sorprender a los amigos. No es muy complicada, se puede preparar con antelación y me ha sacado de más de un apuro. Se conserva 3 días en la nevera y 1 mes en el congelador, por lo que nos permite tener algunos platos preparados de antemano. Son sencillas, ricas y baratas, se pueden comer untando tostaditas o bastoncitos de pan. Quedan muy lucidas en la mesa y se adaptan a comidas formales e informales.

3 Different Cheese balls (recipes)

Parece ser que la receta está basada en otra del blog de la todopoderosa Martha Steward y es algo de engorde porque lleva mantequilla… pero bueno, un día es un día.

INGREDIENTES PARA EL QUESO BASE:

1 pastilla de mantequilla o margarina sin sal a temperatura ambiente

3 pastillas de queso cremoso o crema de queso vegano

2 cucharadas de limón

1 pizca de salsa Worcestershire

3 golpes de tabasco

1/2 cucharada de sal

1/4 cucharada de pimienta

CHEDDAR Y ARÁNDANO

225 grs de cheddar rallado

2 cucharadas de chutney

150 grs de arándano deshidratado picado

ROQUEFORT Y FRUTOS SECOS

175 grs de Roquefort

1 chalota picada

2 cucharadas de brandy

1 taza de frutos secos al gusto picados

QUESO DE CABRA Y CEBOLLETA

225 grs de queso de cabra

2 cucharadas de cebolleta picada

1 puñado de perejil fresco picado

Batir todos los ingredientes del queso base con la batidora unos minutos a velocidad media hasta que quede una consistencia y un aspecto unificado. Dividir en tres bolas.

Para preparar el de cheddar y arándanos mezclar el chutney y el cheddar con una de las bolas de queso base hasta mezclar, formar de nuevo una bola. Si no se consume inmediatamente conservar refrigerada 3 días o 1 mes congelada. Cubrirla con los arándanos antes de servir.

Repetir la operación con el roquefort y la chalota picada y cubrir la bola con los frutos secos. La bola de queso se cubre con los frutos secos justo antes de servir.

Realizar la misma operación  con el queso de cabra y la cebolleta. Cubrir con perejil justo antes de servir.