Archive

chia

 

 

I'm totally addicted --> Lemon Water with Chia Seeds [2 tablespoons of chia seeds contain more antioxidants than blueberries] #healthy

Foto: Pinterest

INGREDIENTES:

1 litro de agua mineral o filtrada,

2 o 3 limones,

2 o 3 cucharadas de semillas de chía,

2 o 3 cucharadas de miel u otro endulzante.

Tostar las semillas de chía durante 2 minutos sin quemarlas. Triturar en la licuadora, mezclar con el agua, el zumo de limón y el endulzante.

El limón se puede sustituir por el zumo de cualquier otra fruta.

Me gusta merendar algo dulce los fines de semana y desde que no tomo gluten me voy aficionando a nuevos sabores y texturas. Lo paso mal con la pasta italiana pero, que le vamos a hacer; hay cosas muchísimo peores…

Vegan chia pancakes topped with velvety, decadent maple-peanut butter syrup and fresh sliced bananas!

Foto: Pinterest

INGREDIENTES:

1 1/2 taza de harina de arroz

11/2 taza de levadura química

1/4 cucharadita de bicarbonato sódico

1 yogur de oveja o cabra, 1 huevo y 1/2 taza de leche de almendras para vegetarianos

1 vaso de leche de almendras y 1 vaso de semillas de lino remojadas (3 cucharadas de semillas de lino remojadas en 1 vaso de agua) para veganos

2/3 cucharada de semillas de chía

2/3 cucharada de semillas de amapola

Mezclar los ingredientes secos e ir incorporando los húmedos sin dejar de batir. Engrasar una sartén e ir preparando las tortitas.

Para servir acompañar de mermelada, chocolate, miel, fruta fresca…

Me encanta el blog Como Come Cami. Transmite una imaginación y una dulzura fuera de toda duda. Sus platos son sorprendentes, su estilo fresco, la fotografía bellísima… 100% recomendable. Debéis echar una ojeada.

2 Genius Breakfast Hacks for a Healthier Morning Meal

Foto: Pinterest

Cada vez que he probado una de sus recetas he triunfado y con muchas repito. Bueno, repito poco porque en casa somos tremendamente infieles y cocinamos sin receta… Ya sabéis que compro por apetencia, lo que me gusta en el mercado y a partir de ahí buscando en la despensa… Así que la frase más repetida en casa es “lo volveras a hacer pero exactamente IGUAL que hoy ¿verdad?

Nunca se me ocurrió mezclar la chía con el yogur y eso que tenemos yogures de cabra y oveja buenísimos, así que el otro día llegué a casa y lo preparé con modificaciones.

INGREDIENTES:

1 yogur de cabra 0% grasa (Beee)

1 cucharada de semillas de chía

1 cucharada de sirope de agave

1 cucharadita de polen

1 pera troceada

1 pizca de canela en polvo

Por la noche mezclar bien el yogur, la chia y el agave. Guardar en la nevera para poder tomar frío al día siguiente. Servir con una cucharada de miel, un poco de polen y la pera espolvoreada con canela.

Una de las mejores meriendas de invierno para caldearnos y ponernos las pilas es un rico chocolate a la taza. Si le quieres añadir el punto vegano, energético y cargarlo de antioxidantes, minerales y oligoelementos te recomendamos esta receta que esta buenísima y se puede tomar muy calentita o muy fría en verano.

Eat Good 4 Life » Dark chocolate, peanut butter and banana smoothie

Foto: eatgood4life

INGREDIENTES:

1 cucharadas soperas de cacao puro desgrasado.

1 cucharada de azúcar de coco, palma o panela

1 pizca de cayena

1/2 vaso de leche de almendras

1 pizca de canela

1/2 vaso de gel de chia (2 cucharadas de semillas de chia reposadas en 1/2 vaso de agua filtrada o mineral)

1 pizca de sal marina

Si no tiene gel de chia preparado vierte las semillas en medio vaso de agua, agita con un tenedor para separar las semillas y deja que repose media hora hasta que se convierta en un gel espeso. Este gel le aporta al chocolate omega 3, fibra, proteínas vegetales, cobre, zinc…

Calienta la leche de almendras hasta que llegue casi al hervor para que esté calentito, lo mezclaremos con el gel de chia templado… La leche de almendras nos aporta antioxidantes, calcio, magnesio, zinc…

Mezcla las especias y la sal con el cacao en polvo, que nos aporta antioxidantes, vitaminas y minerales como calcio, magnesio y potasio. La canela ayuda a la digestión, controla los niveles de colesterol… la sal alcaliniza y ayuda a reforzar el sistema inmunitario. la cayena es antinflamatoria y ayuda a minimizar las congestiones nasales.

Vierte todo en la batidora y mezcla bien. Si te gusta más calentito, introduce un minuto en el microondas.

Os proponemos hoy un postre que os sorprenderá gratamente, con varios productos que se van incorporando poco a poco a nuestra dieta: el agua de coco y la chia.

El agua de coco nos ayuda a hidratarnos, aporta un sabor delicioso y muchos nutrientes. Es algo calórica por lo que quizá no sea para todos los días, pero desde luego, si queréis hacer una excepción, este postre es una opción muy saludable. La chia es la nueva semilla de moda, quizá no ha llegado al punto de la baya de goji, pero todo llegará… Si no tiempo al tiempo… Que decir de las frambuesas, tan difíciles de encontrar frescas pero tan ricas y ligeras, con su potente sabor y su punto de acidez!!! Por un día!

Coconut Milk Chia Seed Pudding Pots with Raspberry Rosewater Sauce from @Sylvie Walerysiak | Gourmande in the Kitchen

Foto e inspiración para la receta: www.gourmandinthekitchen.com (no somos nosotros!)

INGREDIENTES:

1/2 litro de agua de coco

3 cucharadas de sirope de arce, sirope de arroz, azúcar o el endulzante de vuestra elección.

1 pizca de sal

1/4 taza de semillas de chia

1 yogur de oveja o 1/4 de taza de crema de coco

150 grs. de frambuesas (pueden ser congeladas)

zumo de 1 lima

ralladura de lima para decorar.

Mezclar el agua de coco, 1 cucharada de sirope, la pizca de sal y la chia. Agitar para separar las semillas y dejar hasta que se hinchen, alrededor de 2 horas.

Mezclar parte de las frambuesas con zumo de lima, reservando las más bonitas para decorar, el resto del sirope y procesar con la batidora hasta que nos quede con textura de puré.

Cuando la chia esté hinchada mezclar con el yogur de oveja o la crema de coco, disponer en las copas y añadir por encima el puré de frambuesa. Darle el toque con el resto de las frambuesas enteras y la ralladura de lima.

Riquísimo tanto para postre como para desayuno.

Otra muestra de la versatilidad de la leche de coco en nuestra cocina en unión con el cacao en polvo. ¿Quien dice que no se puede cuidar el amor por nosotros mismos o nuestras familias? Si estas falto de energía, bajo de moral, o simplemente quieres darte un capricho sano o una sorpresa en casa hecha con mucho amor tienes que probar esta receta.

This Vegan Chocolate Mousse is ridiculously easy to make and incredibly delicious. We reckon it tastes better than the real thing.

Foto y receta basada en: http://iquitsugar.com/

Ya sabemos que la leche de coco no es para todos los días por su alto contenido en grasa, pero esta no es una receta para todos los días. Sorprendente y relajante, energética y riquísima!!! Y además nos sirve para enseñaros otro pequeño truco al preparar leche vegetal en casa y un nuevo ingrediente: los nibs de cacao. Nibs, otro termino inglés que no significa otra cosa que granos de cacao partidos en pequeños trozos. Es más nutriente que el cacao el polvo ya que contiene toda la semilla y se considera macronutriente o superalimento. En España todavía se traduce como virutas de cacao, pero no! ya sabéis que vamos un paso por delante en nuestra nutrición y siempre buscamos la alternativa más saludable.

INGREDIENTES:

230 grs. de coco rallado,

1 1/2 taza de agua hirviendo

1/2 taza de cacao desgrasado en polvo

1/4 taza de sirope o almibar muy ligero (para los que aún toman azúcar)

1/4 taza de semillas de chia

nibs de cacao o cacao en polvo para decorar

Para preparar el crema de coco necesitamos el coco rallado y el agua hirviendo. Si al preparar la leche desechamos la pulpa en este caso necesitamos toda la pulpa. Lo ideal es mezclar el coco con la leche hirviendo, dejar reposar media hora y batir un par de minutos. Ya sabéis que cuanto más caliente esta el agua, más espesa está le leche vegetal. Después filtraremos con un colador de malla fina o una gasa vertiendo la crema en un bol. Añadir el resto de los ingredientes y volver a triturar. Vertemos en los vasos donde la serviremos y la metemos al menos 3 horas al frigorífico. Aquí la chia irá espesando nuestra mousse. Serviremos bien fría decorada con los nibs de cacao. Sencillo ¿verdad?

En la tienda nos preguntan mucho qué es la chia, para que sirven y como se toman. Demasiadas preguntas para unas semillas tan pequeñas. La chia está de moda al igual que el resto de los denominados “superalimentos”, que son aquellos que poseen más nutrientes que otros alimentos.

La chia es la semilla de la salvia hispanica, originaria de Mexico y ya era consumida por los aztecas. De pequeño tamaño, color oscuro y agradable sabor posee una característica que la hace única a la hora de presentar platos diferentes: su capacidad de retener líquidos convierte cada semilla en una pequeña bolita similar al caviar que hace que los líquidos se asemejen a un gel, mucho más voluminosos que el líquido que nos ayuda a sentirnos saciados por más tiempo.

coconut chia pudding with mango and mint

Foto e inspiración en la receta de: http://talesofakitchen.com/

Fuente de fibra soluble, cinco veces más calcio que en la leche de vaca y boro, el mineral que nos ayuda a su absorción; la fuente vegetal con más ácidos grasos omega 3 y por tanto anti inflamatoria, el triple de antioxidantes que los arándanos, el doble de potasio que los plátanos y el doble de proteínas que otras semillas, contienen también manganeso, magnesio, cobre, zinc y vitaminas. Pueden conservarse en seco hasta 4 años sin perder sus propiedades. Controla los niveles de azúcar en sangre y baja el colesterol. ¿Necesitas saber algo más de ella? Vamos al lío: ¿Como la tomamos? Una buena opción es añadirla al yogur, las ensaladas o las macedonias, al agua fresca o a los zumos.

En gel nos da mucho juego en la cocina, sobre todo en los postres. Y para muestra un botón:

INGREDIENTES:

2 tazas de leche de coco, de avena, de soja…

1/3 taza de semillas de chia

1 1/2 cucharadas de miel o sirope, azúcar moreno de caña o panela…

1/2 cucharadita de canela

1/2 mango pelado y troceado

zumo de 1/2 lima

ralladura de 1/2 lima

1/2 cucharada de polen

Añadimos a la leche la canela, la miel o sirope y la chia y batimos con un tenedor como cuando batimos un huevo para que las semillas de chia no queden grumosas. Dejamos una hora en el frigorífico para que espese. Este paso funciona igual con cualquier bebida y especia. Troceamos el mango y lo regamos con el zumo de lima y su ralladura, dejándolo macerar hasta que la chia espese. Servimos la chia en un vaso y añadimos el mango y decoramos con el polen.

Esta receta nos servirá de base para preparar nuestras propias recetas. Nos gusta tomar la chia con leche de arroz, canela, vainilla y limón o con fresas maceradas con zumo de naranja y una gota de vinagre de frambuesa; con leche de avena y almendras picadas y chips de chocolate. Preparamos trifles con bizcocho de polenta, pudding de chia y la fruta que tenemos en la nevera, añadiendo entre capa y capa un poco de cacao en polvo desgrasado…  Solo queda disfrutarlas, ya me contaréis…