Archive

Monthly Archives: March 2015

Creo que hemos dado alguna otra receta con verduras aliñadas con una salsa de tahin, pero la verdad es que es tan rico que cada día es más básico en mi alimentación. El tahin o tahini es una pasta de sésamo con agua y sal que resulta muy sabroso. Con gran cantidad de calcio resulta muy adecuado en dietas que han eliminado la leche. Este aliño está estupendo con pasta, ensaladas o verduras asadas. La receta no tiene foto, esta vez me disculparéis que no os linkee a otros blogs con recetas maravillosas…

Existen dos opciones para realizar esta salsa. Con tahin o con harina de sésamo.

INGREDIENTES:

tahin

aceite de oliva virgen extra

agua

Mezclar 1 cucharada de tahin con 1 cucharada de aceite y mezclar. Para conseguir la consistencia deseada ir agregando medias cucharadas de agua.

Aceite de oliva virgen extra

Harina de sésamo

Agua

Mezclar 1 cucharada de harina de sésamo con 1 cucharada de agua, mezclar y añadir 1 cucharada de aceite de oliva virgen.

A estos ingredientes podréis añadir unas gotas de zumo de limón, sal, pimienta, hierbas aromáticas o alguna especia que te guste.

Advertisements

Todos los que tomamos copos de avena los añadimos directamente a la leche, sea esta de vaca o vegetal. Hay otra opción buenísimas para los desayunos que es preparar una crema. Es una receta sencilla cuando usamos los copos y algo más elaborada si utilizamos avena en grano. Os damos las recetas con copos y con grano con diferentes alternativas para el desayuno.

Steel Cut Oats with Apples, Pecans and Toasted Coconut via The Year in Food101 possibilities when it comes to mix-ins. These are a few of my favorites...

Good Eats: 3 Busy Girl Breakfasts

Fotos: Theyearinfood, lovelylittlekitchen y Laurenconrad

INGREDIENTES:

1/2 taza de copos de avena finos

3 tazas de agua o leche vegetal: arroz, avena, almendras, soja…

1 pizca de sal marina

Poner a hervir la avena con el agua o leche y la pizca de sal y cocer entre 3 y 5 minutos.

100 grs. de avena

600 ml de agua o leche vegetal: arroz, avena, almendras, soja…

1 pizca de sal marina

Lavar la avena y cocerla con el agua o la leche y la pizca de sal unos 35 minutos removiendo de vez en cuando.

Esta es la receta base a partir de la cual elaborar nuestro propio “porridge”, como se le conoce en los países anglosajones. A partir de aquí las variaciones son infinitas. Podemos añadir azúcar o panela, sirope de agave o arce, canela, vainilla, cacao… durante la cocción del grano o la elaboración de la leche si utilizáis la Chufamix… Y en la versión con copos os recomiendo hacerlo posteriormente.

Para vuestro desayuno diario podréis optar por añadir pasas, ciruelas, polen, miel, sirope de agave o arce, almendras, nueces, fruta fresca de temporada, semillas de lino, alpiste, sésamo, otros copos de desayuno o mueslis en pequeña cantidad, yogur…

La receta de hoy es de un pan sin gluten, ácimo, sin levaduras muy adecuado para acompañar hummus, patés vegetales, salsas o comidas informales. Es una adaptación muy libre de los panes naan, de consumo corriente en Asia central. Rápido de preparar, vistoso y muy rico. Podemos adaptar fácilmente las cantidades ya que, como veis, los ingredientes principales son 2 partes de harina por 1 de yogur. El resto de ingredientes son fácilmente adaptables. La foto es del blog Playfulcooking, con una visión muy lúdica de la cocina, como a nosotros nos gusta.

Naan

INGREDIENTES:

1 taza de harina arroz

1 taza de harina maíz o garbanzos

1 cucharada bicarbonato sódico

1 cucharada aceite

1 taza yogur

agua

1 pizca de sal

semillas de sésamo

perejil o cilantro picado

Mezclar las harinas con el bicarbonato y la sal en un bol. Mezclar, formar un volcán y añadir el aceite y el yogur. Formar una masa a la que añadiremos un poco de agua para trabajarla con facilidad si está muy dura. Debemos poder formar una bola con ella. Cubrimos con un paño y dejamos reposar dentro del bol durante 20 minutos. Una vez reposada la cortamos en 9 o 10 bolas que trabajaremos con un rodillo o con la mano, sin apretar, formando discos que nos quepan en una sartén pequeña, deben ser bastante finos para poder hacerlos rápidamente. Dejamos reposar unos 10 minutos más y espolvoreamos los discos de masa con sésamo y perejil o cilantro y unas gotas de aceite si nos apetece.

Calentamos una sarten engrasada a fuego medio alto y vamos asando los naan unos 30 o 40 segundos por cada lado, hasta que veamos que la masa está crujiente y aparecen burbujas. Se secan enséguida y son duros, por lo que conviene envolverlos en un paño si no se consumen enseguida para que no se sequen.

Hoy una receta templada para acompañar una comida primaveral. Es un falso tabouleh o una ensalada con ingredientes primaverales que nos llena de energía con no demasiadas calorías. Sabemos que la quinua ha subido mucho de precio, pero es tan rica y nutritiva que me resisto a dejar de utilizarla todas las semanas… La foto es del blog Veronica Loves Archie, un blog variado con una estética que particularmente me gusta mucho, y que sirve para ilustrar una posible ensalada de quinua.

quinoa, peas, sweet potato, feta, mint, red capsicum, parsley, red onion, squeeze of lemon, salt & pepper.

INGREDIENTES:

1 taza de quinua desamargada, cocida y templada

1/2 pimiento rojo lavado y troceado

1 lata de guisantes o un puñado de guisantes cocidos

1/2 cebolla picada

1 diente de ajo picado

1 tomate pelado y despepitado pelado

2 cucharadas de queso desmigado

1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

1 cucharada de vinagre de manzana no pasteurizado

ralladura de 1/2 limón

1 pizca de menta

Lavar la quinua bajo el grifo de agua para eliminar la saponina e, inmediatamente cocerla entre 10 y 15 minutos en el doble de agua. Escurrir y templar.

Mientras lavar y cortar el resto de ingredientes y mezclarlos en un bol con la quinua. Aliñar y servir.

A veces las recetas más sencillas son las más ricas. Sobre todo cuando están realizadas con ingredientes de calidad. El risotto es un plato delicioso, que puede prepararse en un momento y con los ingredientes que tengamos más a mano. Hoy la propuesta es con trigueros, guisantes y cebolleta. En 20 minutos tendréis una comida de 10, ligera, sabrosa y reconfortante.

barefoot contessa's spring green risotto

Foto: Foodnetwork

INGREDIENTES:

1 litro de caldo vegetal hirviendo

1 taza de arroz arborio o carnaroli

1 manojo de espárragos trigueros

1 taza de guisantes cocidos

1/2 cebolleta picada

1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

1/2 vaso de vino blanco

1 pizca sal marina

pimienta

queso parmesano

En una sartén saltear con un poco de aceite los trigueros. A los 5 minutos añadir la cebolleta. Pasados otros 5 minutos añadir los guisantes cocidos.  Salpimentar y añadir el vino. Dejar evaporar el alcohol e ir añadiendo el caldo hirviendo al arroz poco a poco. Ir dando vueltas al arroz vigilando que no se pegue y no quede seco. El punto debe ser meloso, con el arroz entero. Dejar cocer unos 15 / 20 minutos. Justo antes de servir añadir el parmesano al gusto y comer inmediatamente antes de que el risotto se “encole”.

Encontramos esta receta la primavera pasada, en el blog Foxeslevelemons (del que tomamos también la foto) y esperamos a tener el bulgur de espelta para probarla. Es un plato diferente, nutritivo y vegetal que sienta muy bien y llena. La combinación de las verduras y hierbas frescas con el garbanzo y el sésamo es sublime. Os recomiendo servirlo acompañado de tiernas zanahorias raspadas y cortadas en bastones además del pan de pita. Es como comer pipas… empiezas y no puedes parar…

Tabbouleh Hummus: a big bowl of fresh, healthy Mediterranean dip | foxeslovelemons.com

INGREDIENTES:

Tabouleh

1/4 taza de bulgur de espelta

1 diente de ajo picado

3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. A mi en este caso me gusta con aceite de empeltre de sabor fuerte.

2 cucharadas de zumo de limón

1 pizca de sal

1 tomate picado

1/2 pepino picado

2 cucharadas de perejil o cilantro picado

2 cucharadas de menta picada

Hummus

1/4 k garbanzos remojados y cocidos

1/3 vaso de caldo de garbanzos o agua

2 dientes de ajo picados

zumo de 1/2 limón

1/4 taza de tahini

2 cucharadas de aceite de oliva virgen

1 pizca de comino

sal

Los que preparáis habituamente bulgur y hummus viendo los ingredientes ya sabéis como funciona el plato. Para los primerizos comenzaremos con el tabouleh.

Mezclamos el bulgur con el aceite de oliva, el zumo de limón, el tomate y el pepino cortados pequeñitos, mezclamos bien en un bol y guardamos en la nevera tapado con papel film hasta el día siguiente.

El hummus es tan sencillo como procesar en la batidora todos los ingredientes (a excepción de la mitad del aceite) hasta conseguir una pasta homogenea. Cubrir con aceite de oliva restante para conservarlo en la nevera varios días bien cerrado. Un toque diferente se consigue espolvoreado con pimentón.

Para servir: mezclar el tabouleh con el hummus y servir en una fuente honda. Decorar con las hierbas frescas cortadas.

 

La receta de hoy es una adaptación de la receta del blog Cannelle et Vanille, un blog con recetas imaginativas, sabrosas y muy apetecibles, que no cuestan demasiado trabajo. Digo adaptación porque no disponía de todos los ingredientes la primera vez que la preparé y modifiqué la receta con los dedos cruzados… y salió estupenda. Muchos conocéis mi propensión a no seguir las instrucciones de las recetas que encuentro por ahí… Cada uno somos de una manera, pero me resultó imposible encontrar patata morada. La seta hiitake la utilicé deshidratada y modifiqué también algunos ingredientes de la masa porque no me gusta la harina de quinua pese a gustarme mucho la quinua.

Shiitake and Purple Potato Tart

INGREDIENTES:

90 grs harina arroz

45 grs de polenta sémola de maíz

40 grs. de copos de patata (el puré de bolsa, vamos)

1/2 cucharadita de sal

pimienta molida

romero, tomillo u otras hierbas aromáticas de vuestra elección

110 grs de mantequilla o aceite o queso

agua fría

Mezclar los ingredientes secos y posteriormente agregar la mantequilla o el aceite o la mitad del queso. Formar la masa integrando los ingredientes e ir añadiendo agua fría hasta formar una masa densa. Es mejor ir añadiendo sin llegar al punto que pasarse, porque la masa será ingobernable. Debe quedar algo dura y se ha de poder formar una bola en la que se hundan los dedos. Enfriar media hora en la nevera y forrar el molde. Hornear a 190º C hasta que la masa se vea muy poco dorada.

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra más lo necesario para pincelar las patatas

1 puerro picado

100 grs de shiitake laminado

2 dientes de ajo picados

2 huevos

1 latita de leche de coco

50 grs de queso de untar o cremosos suave

2 patatas pequeñas a rodajas finas

sal y pimienta

Saltear el puerro en una sartén , añadir las setas, el ajo y salpimentar. Saltear 5 minutos y agregar el perejil. Mezclar bien.

En un bol aparte batir los huevos y la leche de coco.

Sobre la masa prehorneada extender la mitad del queso, el relleno y la mezcla de huevos y leche de coco.  Espolvorear algo más de sal y añadir un chorrito de aceite de oliva. Hornear durante 30 o 40 minutos hasta que esté dorada y dejar enfriar 15 minutos antes de cortar.