Archive

frutos secos

Muchas veces nos apetece tomar un poco de dulce o de chocolate para terminar una comida. Para esas ocasiones tenemos recetas como estas. Solo hay que elegir un buen chocolate y añadir semillas, frutos secos o fruta deshidratada para tomar un bocado saludable que nos quite el antojo. SI eliges un chocolate del 85% de cacao estarás optando por la versión más saludable.

Dark Chocolate Super Bites - 12 Easy and Free Crochet Patterns for Newbies | GleamItUp

Foto: Pinterest

INGREDIENTES:

1 tableta de chocolate troceada

frutos secos, semillas o frutas deshidratadas.

Fundir el chocolate al baño María, lentamente para evitar que se queme. Verter una cucharada sobre papel sulfurizado y colocar sobre el los frutos, frutas y semillas que más nos apetezcan. Continuar hasta terminar con todo el chocolate. Dejar enfriar para que el chocolate solidifique y separar cada pieza. Se pueden guardar tranquilamente en un frasco de cristal.

Todos los que tomamos copos de avena los añadimos directamente a la leche, sea esta de vaca o vegetal. Hay otra opción buenísimas para los desayunos que es preparar una crema. Es una receta sencilla cuando usamos los copos y algo más elaborada si utilizamos avena en grano. Os damos las recetas con copos y con grano con diferentes alternativas para el desayuno.

Steel Cut Oats with Apples, Pecans and Toasted Coconut via The Year in Food101 possibilities when it comes to mix-ins. These are a few of my favorites...

Good Eats: 3 Busy Girl Breakfasts

Fotos: Theyearinfood, lovelylittlekitchen y Laurenconrad

INGREDIENTES:

1/2 taza de copos de avena finos

3 tazas de agua o leche vegetal: arroz, avena, almendras, soja…

1 pizca de sal marina

Poner a hervir la avena con el agua o leche y la pizca de sal y cocer entre 3 y 5 minutos.

100 grs. de avena

600 ml de agua o leche vegetal: arroz, avena, almendras, soja…

1 pizca de sal marina

Lavar la avena y cocerla con el agua o la leche y la pizca de sal unos 35 minutos removiendo de vez en cuando.

Esta es la receta base a partir de la cual elaborar nuestro propio “porridge”, como se le conoce en los países anglosajones. A partir de aquí las variaciones son infinitas. Podemos añadir azúcar o panela, sirope de agave o arce, canela, vainilla, cacao… durante la cocción del grano o la elaboración de la leche si utilizáis la Chufamix… Y en la versión con copos os recomiendo hacerlo posteriormente.

Para vuestro desayuno diario podréis optar por añadir pasas, ciruelas, polen, miel, sirope de agave o arce, almendras, nueces, fruta fresca de temporada, semillas de lino, alpiste, sésamo, otros copos de desayuno o mueslis en pequeña cantidad, yogur…

Para adentrarnos en nuevos sabores os ofrecemos hoy una variación al pesto tradicional. El sabor del piñón nacional no es del agrado de todos y sustituyéndolo por la nuez le damos un toque diferente y sabroso. La rúcola contiene todas las vitaminas de las verduras oscuras y un toque amargo que ayuda a saciarnos. Es muy rico acompañando un bocadillo, como “costra” de una carne o pescado, con una pasta al modo tradicional o con unas buenas verduras asadas. En definitiva, un golpe diferente de sabor para una salsa que todos hemos probado y que tardamos “un verbo” en preparar.

walnut-pesto recipe from "Kiss My Spatula" and other fresh bail ideas

Foto: Pinterest

INGREDIENTES:

1/3 taza de nueces

1 diente de ajo pequeño

1 buen puñado de rúcola

1 puñado de albahaca fresca

zumo de 1/2 limón

1/4 taza de aceite de oliva

sal y pimienta recién molida

Procesar las nueces y el ajo en la batidora sin dejar que se forme un puré. Para ello lo ideal es dar “golpes” de batido, a modo de latidos. Añadir la rúcola, la albahaca, el zumo de limón. Salpimentar y añadir el aceite en forma de hilo mientras damos golpes de batidora a la mezcla. Ha de quedar gordito.

 

Una de las mejores formas de aprovechar las verduras que nos quedan en el fondo del cajón de la nevera es asarlas o guisarlas para preparar un plato rico y saludable. Si os parecen algo sosas aliñadas con un chorrito de aceite de oliva virgen extra podéis añadirlas a un cous cous con unas almendras o avellanas y unas pasas, además de algunas especias como un buen Raz el Hanout, que en arabe significa “lo mejor de la tienda”

Foto: Pinterest

INGREDIENTES:

1 taza de cous cous

1 zanahoria

1 cebolla morada

1 pimiento rojo

1 pimiento verde

1 tallo de puerro

1 taza de tomates cherry o tomates troceados al gusto

1 puñado de almendras y o avellanas, piñones…

1 puñado de pasas

2 dientes de ajo picados

1/2 cucharadita de curcuma

1 cucharada de raz el hanout

aceite de oliva virgen extra

sal y pimienta

menta y cilantro frescos para decorar

1 chorrito de vino opcional

Asar las verduras el tiempo que necesiten a unos 200ºC algunas necesitarán más y otras menos. Se pueden preparar en ratatuille, pero a mi particularmente me gusta más preparar un guiso de verduras troceadas a fuego muy lento con la tapa de la olla puesta para que las verduras suelten sus jugos y se mezclen con las especias. Para ello salteo ligeramente todas las verduras en aceite, salpimento, añado la cucharada de raz el hanout y la curcuma, pongo la tapa de la cazuela y bajo el fuego. Lo dejo una hora y media aproximadamente moviendo de vez en cuando para evitar que se peguen al fondo y se quemen. El caldito que queda es muy gustoso y merece la pena añadir algo de agua o caldo de verduras para salsear en la mesa.

Hidratar las pasas en algo de agua o en un poco de vino oloroso a ser posible.

Cuando están listas las verduras hidratamos el cous cous con el mismo volumen de agua. A mi a veces me gusta hidratarlo en su mismo volumen de caldo de verduras hirviendo que a veces saco del guiso y a veces . Vuelco el caldo sobre el cous cous en un bol y pasados 2 o 3 minutos rompo el grano con un tenedor.

En una sartén grande con un par de cucharadas de aceite salteamos las pasas escurridas y las almendras y volcamos el cous cous cuando estén tostadas.

Este plato me gusta presentarlo en el centro de la mesa. Hay dos posibilidades. Presentar en una fuente el cous cous con las hierbas frescas picadas y en una fuente aparte presentar el guiso de verduras con todos sus jugos es la que elijo cuando no se los gustos de los comensales. Cuando hay confianza presento todo junto. Sobre una cama de cous cous colocamos las verduras y el jugo lo presentamos en una jarra aparte.

Es muy rico tanto calentito como ya templado los días de calor.

Tenemos tantos productos para elegir y tantas veces comemos lo de siempre!!! La receta de hoy es estupenda templadita y caliente. Pero incorpora la espelta en grano. Esa variedad de trigo que se utiliza para darle ese gusto tan rico al pan y que admite tantas recetas como el arroz. La espelta tiene un contenido en gluten inferior al trigo común y un gusto algo más “dulce”, por decirlo de alguna manera… Es muy rico. Comenzamos con las ensaladas templadas que ya empiezan a apetecer. Tenemos ganas de buen tiempo y de días largos, y de encontrar ya frutas y verduras de primavera. Aquí tenéis una gran opción para empezar a sentirnos en la próxima estación. La receta la encontramos en el blog Betty Crocker un imaginativo blog con recetas muy apetecibles y sencillas que os invito a descubrir.

Asparagus Farro Salad

INGREDIENTES:

4 vasos de espelta en grano

4 cucharadas de aceite de oliva

1 manojo de espárrago triguero

1 chalota picada

2 dientes de ajo

1 puñado de almendras o nueces picadas

4 cucharadas de feta desmigado

1 cucharadita de sal

1 1/2 cucharadas de zumo de limón

1 cucharada de ralladura de limón

aceite de oliva virgen exttra

pimienta al gusto

Enjuagar la espelta y ponerla a remojo 12 horas. Cocinarlo en 4 partes de agua por parte de espelta durante hora y media. Puedes usar la olla a presión y tenerlo listo en media hora.

Cuando tengamos lista la espelta, mientras se templa, salteamos los espárragos en una sarten a fuego medio alto, casi sin aceite. Añadimos al final la chalota picada y el ajo. Cuando la chalota esté transparente agregamos la espelta y le damos unas vueltas.

Vertemos todo en una fuente y condimentamos con la sal, el aceite, el zumo y la ralladura de limón. Añadimos el queso feta y a disfrutar!!!

Hoy os presentamos una receta india que nos aporta mucho calcio. Importante para aquellas personas que no toleran la leche o que por principios han decidido seguir una dieta vegana. Es delicioso y  muy original. Como siempre, adaptable a los gustos caseros y muy versatil. Como algunos sabéis el “chutney” es una especie de compota agridulce originaria del oeste de la India y adoptada por los británicos para acompañar diversos platos de arroz o panipuris. Los no veganos podéis usarla para acompañar quesos y para los omnívoros toda clase de carnes o pescados…

sesame coconut chutney recipe, sesame coconut chutney for idli dosa

La receta la hemos adaptado de Veg Recipes of India, donde podréis encontrar muchísimas ideas para ofrecer o disfrutar de una cocina rica, variada, especiada y vegana. Esta cocina es increible, no deja indiferente. El uso de las especias es inimaginable para un occidental y, no, no todas las especias sientan mal ni son indigestas. Algún día os prepararé un post con los beneficios de las especias más comunes.

La receta original lleva tamarindo. En esta ocasión lo hemos sustituido por unos orejones de albaricoque picados con zumo de limón.

INGREDIENTES:

1 taza de coco rallado

3 cucharadas de sesamo

2 cucharadas de almendras, nueces o avellanas picadas

1 cucharada de tamarindo ( yo lo he sustituido por albaricoque picado + zumo de limón)

2 cayenas rotas sin semillas

sal

agua

Tostar lentamente el sésamo en una sarten sin aceite y procesar todos los ingredientes en la batidora. con un poco de agua hasta conseguir la textura deseada.

Hoy os proponemos un postre que no contiene gluten, es sencillo, no es muy grande y se prepara rápidamente. Ideal para desayunos y meriendas o para acompañar un café o, mejor aun, un chocolate a la taza, que combina estupendamente con la naranja. En los ingredientes veréis que, como siempre, hay una serie de productos que podréis adaptar a vuestros gustos. La foto de la receta de hoy la hemos tomado de un blog super interesante desde nuestro punto de vista, porque incorpora las especias, los frutos secos y las semillas de manera natural, muy acertada en la gama de sabores. Y como podéis comprobar la fotografía es fabulosa. Con un toque de bodegón barroco que me encanta.

La sugerencia de presentación de Turmericnspice est igualmente rica y sencilla. Os doy la receta para caramelizar cáscara de naranja u otros cítricos tras la receta del bizcocho. Mientras se hornea el bizcocho se puede preparar tranquilamente.

Orange Pound Cake

Foto: www.turmericnspice.com

INGREDIENTES:

40 grs. de harina de arroz,

30 grs. de azúcar moreno o cantidad equivalente de endulzante al gusto,

30 grs. de almendras picadas o en polvo,

25 grs de aceite de oliva virgen o margarina,

3 cucharadas soperas de zumo de naranja, lima o limón

cantidad al gusto de la ralladura de la piel del zumo elegido

1 huevo,

1 cucharadita de levadura,

1 cucharadita de cúrcuma.

Batir la margarina/aceite con el azúcar y añadir después el zumo de naranja, batir. Añadir las almendras, integrar, el huevo e integrar, y la harina mezclada con la levadura y la ralladura hasta integrar. Hornear a 180º durante 25-30 minutos en un molde engrasado. Dejar enfriar antes de desmoldar.

CASCARA DE CÍTRICOS CONFITADA

Tiras de cáscara de naranja, lima o limón al gusto.

1/4 vaso de agua

1/4 de vaso de azúcar

Es importantísimo lavar concienzudamente la piel de la fruta que usemos para eliminar todas las sustancias químicas que puedan estar en la superficie. Secar bien y sacar las tiras eliminando toda la parte blanca del interior de la piel. Vertemos en un recipiente con agua y cuando rompa a hervir sacamos del fuego y volcamos en un colador. Repetimos este proceso 3 veces. En el mismo recipiente vertemos el agua y el azúcar, llevamos al fuego de nuevo y disolvemos el azúcar. Agregamos las cáscaras blanqueadas y dejamos suavemente hasta que el almíbar espese ligeramente y la cáscara de fruta se transparente ligeramente. Sacamos con cuidado y dejamos secar sobre un papel de hornear. Podemos verter el almíbar sobre el bizcocho y decorarlo con las cascaras confitadas.