Archive

vegano

Todos los que tomamos copos de avena los añadimos directamente a la leche, sea esta de vaca o vegetal. Hay otra opción buenísimas para los desayunos que es preparar una crema. Es una receta sencilla cuando usamos los copos y algo más elaborada si utilizamos avena en grano. Os damos las recetas con copos y con grano con diferentes alternativas para el desayuno.

Steel Cut Oats with Apples, Pecans and Toasted Coconut via The Year in Food101 possibilities when it comes to mix-ins. These are a few of my favorites...

Good Eats: 3 Busy Girl Breakfasts

Fotos: Theyearinfood, lovelylittlekitchen y Laurenconrad

INGREDIENTES:

1/2 taza de copos de avena finos

3 tazas de agua o leche vegetal: arroz, avena, almendras, soja…

1 pizca de sal marina

Poner a hervir la avena con el agua o leche y la pizca de sal y cocer entre 3 y 5 minutos.

100 grs. de avena

600 ml de agua o leche vegetal: arroz, avena, almendras, soja…

1 pizca de sal marina

Lavar la avena y cocerla con el agua o la leche y la pizca de sal unos 35 minutos removiendo de vez en cuando.

Esta es la receta base a partir de la cual elaborar nuestro propio “porridge”, como se le conoce en los países anglosajones. A partir de aquí las variaciones son infinitas. Podemos añadir azúcar o panela, sirope de agave o arce, canela, vainilla, cacao… durante la cocción del grano o la elaboración de la leche si utilizáis la Chufamix… Y en la versión con copos os recomiendo hacerlo posteriormente.

Para vuestro desayuno diario podréis optar por añadir pasas, ciruelas, polen, miel, sirope de agave o arce, almendras, nueces, fruta fresca de temporada, semillas de lino, alpiste, sésamo, otros copos de desayuno o mueslis en pequeña cantidad, yogur…

Advertisements

Hoy una receta templada para acompañar una comida primaveral. Es un falso tabouleh o una ensalada con ingredientes primaverales que nos llena de energía con no demasiadas calorías. Sabemos que la quinua ha subido mucho de precio, pero es tan rica y nutritiva que me resisto a dejar de utilizarla todas las semanas… La foto es del blog Veronica Loves Archie, un blog variado con una estética que particularmente me gusta mucho, y que sirve para ilustrar una posible ensalada de quinua.

quinoa, peas, sweet potato, feta, mint, red capsicum, parsley, red onion, squeeze of lemon, salt & pepper.

INGREDIENTES:

1 taza de quinua desamargada, cocida y templada

1/2 pimiento rojo lavado y troceado

1 lata de guisantes o un puñado de guisantes cocidos

1/2 cebolla picada

1 diente de ajo picado

1 tomate pelado y despepitado pelado

2 cucharadas de queso desmigado

1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

1 cucharada de vinagre de manzana no pasteurizado

ralladura de 1/2 limón

1 pizca de menta

Lavar la quinua bajo el grifo de agua para eliminar la saponina e, inmediatamente cocerla entre 10 y 15 minutos en el doble de agua. Escurrir y templar.

Mientras lavar y cortar el resto de ingredientes y mezclarlos en un bol con la quinua. Aliñar y servir.

Encontramos esta receta la primavera pasada, en el blog Foxeslevelemons (del que tomamos también la foto) y esperamos a tener el bulgur de espelta para probarla. Es un plato diferente, nutritivo y vegetal que sienta muy bien y llena. La combinación de las verduras y hierbas frescas con el garbanzo y el sésamo es sublime. Os recomiendo servirlo acompañado de tiernas zanahorias raspadas y cortadas en bastones además del pan de pita. Es como comer pipas… empiezas y no puedes parar…

Tabbouleh Hummus: a big bowl of fresh, healthy Mediterranean dip | foxeslovelemons.com

INGREDIENTES:

Tabouleh

1/4 taza de bulgur de espelta

1 diente de ajo picado

3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. A mi en este caso me gusta con aceite de empeltre de sabor fuerte.

2 cucharadas de zumo de limón

1 pizca de sal

1 tomate picado

1/2 pepino picado

2 cucharadas de perejil o cilantro picado

2 cucharadas de menta picada

Hummus

1/4 k garbanzos remojados y cocidos

1/3 vaso de caldo de garbanzos o agua

2 dientes de ajo picados

zumo de 1/2 limón

1/4 taza de tahini

2 cucharadas de aceite de oliva virgen

1 pizca de comino

sal

Los que preparáis habituamente bulgur y hummus viendo los ingredientes ya sabéis como funciona el plato. Para los primerizos comenzaremos con el tabouleh.

Mezclamos el bulgur con el aceite de oliva, el zumo de limón, el tomate y el pepino cortados pequeñitos, mezclamos bien en un bol y guardamos en la nevera tapado con papel film hasta el día siguiente.

El hummus es tan sencillo como procesar en la batidora todos los ingredientes (a excepción de la mitad del aceite) hasta conseguir una pasta homogenea. Cubrir con aceite de oliva restante para conservarlo en la nevera varios días bien cerrado. Un toque diferente se consigue espolvoreado con pimentón.

Para servir: mezclar el tabouleh con el hummus y servir en una fuente honda. Decorar con las hierbas frescas cortadas.

 

Para adentrarnos en nuevos sabores os ofrecemos hoy una variación al pesto tradicional. El sabor del piñón nacional no es del agrado de todos y sustituyéndolo por la nuez le damos un toque diferente y sabroso. La rúcola contiene todas las vitaminas de las verduras oscuras y un toque amargo que ayuda a saciarnos. Es muy rico acompañando un bocadillo, como “costra” de una carne o pescado, con una pasta al modo tradicional o con unas buenas verduras asadas. En definitiva, un golpe diferente de sabor para una salsa que todos hemos probado y que tardamos “un verbo” en preparar.

walnut-pesto recipe from "Kiss My Spatula" and other fresh bail ideas

Foto: Pinterest

INGREDIENTES:

1/3 taza de nueces

1 diente de ajo pequeño

1 buen puñado de rúcola

1 puñado de albahaca fresca

zumo de 1/2 limón

1/4 taza de aceite de oliva

sal y pimienta recién molida

Procesar las nueces y el ajo en la batidora sin dejar que se forme un puré. Para ello lo ideal es dar “golpes” de batido, a modo de latidos. Añadir la rúcola, la albahaca, el zumo de limón. Salpimentar y añadir el aceite en forma de hilo mientras damos golpes de batidora a la mezcla. Ha de quedar gordito.

 

La receta de hoy es muy sabrosa y resulta el desayuno ideal. No ponemos la receta porque es de estas recetas que encontramos en Pinterest, pero sí la traducimos… : Procesar en la batidora 1/2 taza de copos de avena, 1 plátano, 14 fresas congeladas, 1/2 cucharada de extracto de vainilla, 1 y 1/2 cucharada de azúcar 1 1 taza de leche de soja. Como siempre os decimos se pueden sustituir todos los ingredientes. En esta receta yo elimino el extracto de vainilla y sustituyo el azúcar por panela o sirope de agave (1 cucharada rasa) y la leche de soja por leche de avena. Importante que la fresa esté congelada para mantener la textura. Una autentica delicia!!!

Strawberry Oatmeal Breakfast Smoothie - 13 Oatmeal Smoothies Worth Waking Up For | GleamItUp

Una de las mejores formas de aprovechar las verduras que nos quedan en el fondo del cajón de la nevera es asarlas o guisarlas para preparar un plato rico y saludable. Si os parecen algo sosas aliñadas con un chorrito de aceite de oliva virgen extra podéis añadirlas a un cous cous con unas almendras o avellanas y unas pasas, además de algunas especias como un buen Raz el Hanout, que en arabe significa “lo mejor de la tienda”

Foto: Pinterest

INGREDIENTES:

1 taza de cous cous

1 zanahoria

1 cebolla morada

1 pimiento rojo

1 pimiento verde

1 tallo de puerro

1 taza de tomates cherry o tomates troceados al gusto

1 puñado de almendras y o avellanas, piñones…

1 puñado de pasas

2 dientes de ajo picados

1/2 cucharadita de curcuma

1 cucharada de raz el hanout

aceite de oliva virgen extra

sal y pimienta

menta y cilantro frescos para decorar

1 chorrito de vino opcional

Asar las verduras el tiempo que necesiten a unos 200ºC algunas necesitarán más y otras menos. Se pueden preparar en ratatuille, pero a mi particularmente me gusta más preparar un guiso de verduras troceadas a fuego muy lento con la tapa de la olla puesta para que las verduras suelten sus jugos y se mezclen con las especias. Para ello salteo ligeramente todas las verduras en aceite, salpimento, añado la cucharada de raz el hanout y la curcuma, pongo la tapa de la cazuela y bajo el fuego. Lo dejo una hora y media aproximadamente moviendo de vez en cuando para evitar que se peguen al fondo y se quemen. El caldito que queda es muy gustoso y merece la pena añadir algo de agua o caldo de verduras para salsear en la mesa.

Hidratar las pasas en algo de agua o en un poco de vino oloroso a ser posible.

Cuando están listas las verduras hidratamos el cous cous con el mismo volumen de agua. A mi a veces me gusta hidratarlo en su mismo volumen de caldo de verduras hirviendo que a veces saco del guiso y a veces . Vuelco el caldo sobre el cous cous en un bol y pasados 2 o 3 minutos rompo el grano con un tenedor.

En una sartén grande con un par de cucharadas de aceite salteamos las pasas escurridas y las almendras y volcamos el cous cous cuando estén tostadas.

Este plato me gusta presentarlo en el centro de la mesa. Hay dos posibilidades. Presentar en una fuente el cous cous con las hierbas frescas picadas y en una fuente aparte presentar el guiso de verduras con todos sus jugos es la que elijo cuando no se los gustos de los comensales. Cuando hay confianza presento todo junto. Sobre una cama de cous cous colocamos las verduras y el jugo lo presentamos en una jarra aparte.

Es muy rico tanto calentito como ya templado los días de calor.

Ya se, ya se que casi toda o toda la cebada que consumimos está procesada hasta haber sido convertida en alguna que otra cervecita, pero la versión de masticar es super rica. Es digestiva y buena para la vesícula… O al menos eso dicen. Más allá de la broma la cebada es un cereal a incorporar a nuestra rutina. Identificada como comida de animales hemos perdido multitud de recetas que antes se consumían en el país. Ya os conté como preparar un agua de cebada muy común hace bastantes años y muy de moda con la incorporación de las bebidas vegetales a nuestras rutinas de alimentación. Hoy tocan lentejas con cebada, en la que podéis incorporar desde un poco de cebada a un tanto por tanto. Por ir acostumbrando al paladar a su sabor. La cebada, al ser cereal complementa nutricionalmente las legumbres, y le dará un toque al plato que no esperáis.

Barley and Lentil Soup  2 small onions, diced  1 carrot, sliced  1 celery rib, sliced  2 cloves garlic, crushed  2 tbsp salted herbs  1 tsp cumin  black pepper to taste  ½ cup barley  ½ cup du Puy lentils  5 cups water  1 cup V8  2 fresh tomatoes, peeled and diced  1 cup broccoli florets  ¼ cup flat parsley, chopped

INGREDIENTES:

1 vaso de lentejas dupuy remojadas al menos 3 horas

1 vaso de cebada remojada 12 horas

2 cebolletas picadas

1 zanahoria picada

2 dientes de ajo picados

2 tomates pelados picados,

ramilletes de 1/2 brocoli pequeño

perejil picado

1/2 cucharadita de comino

1/2 cucharadita de pimienta

Ponemos la cacerola con la cebada y el agua a hervir a fuego fuerte hasta que rompa el hervor y mantenemos a fuego medio alto alrededor de 1 hora. Añadimos las lentejas y dejamos cocer unos 10 minutos. No os he mencionado el comino. Ayuda a eliminar los gases que produce la digestión de las legumbres, si os gusta lo podéis incorporar tanto en el agua de remojo como al principio de la cocción.En una sartén pochamos las verduras ligeramente y las añadimos a la cazuela. Las incorporamos a la cazuela, salpimentamos al gusto y regamos con 1 hilo de aceite de oliva. Corregimos de sal antes de terminar la cocción.