Archive

postres

Me gusta merendar algo dulce los fines de semana y desde que no tomo gluten me voy aficionando a nuevos sabores y texturas. Lo paso mal con la pasta italiana pero, que le vamos a hacer; hay cosas muchísimo peores…

Vegan chia pancakes topped with velvety, decadent maple-peanut butter syrup and fresh sliced bananas!

Foto: Pinterest

INGREDIENTES:

1 1/2 taza de harina de arroz

11/2 taza de levadura química

1/4 cucharadita de bicarbonato sódico

1 yogur de oveja o cabra, 1 huevo y 1/2 taza de leche de almendras para vegetarianos

1 vaso de leche de almendras y 1 vaso de semillas de lino remojadas (3 cucharadas de semillas de lino remojadas en 1 vaso de agua) para veganos

2/3 cucharada de semillas de chía

2/3 cucharada de semillas de amapola

Mezclar los ingredientes secos e ir incorporando los húmedos sin dejar de batir. Engrasar una sartén e ir preparando las tortitas.

Para servir acompañar de mermelada, chocolate, miel, fruta fresca…

Advertisements

Seguimos probando harinas sin gluten y recetas que vamos adaptando de internet… Me gustan especialmente las harinas de arroz y de maíz a las que vamos incorporando ingredientes en función de lo que tenemos por casa.

La clásica tarta tatin suele estar preparada con masa quebrada o masa de hojaldre…en la receta de hoy la masa utilizada es tipo bizcocho, quedando éste húmedo y caramelizado…se sirve templada y es una autentica delicia… Y si no te … Sigue leyendo →

Foto: Pinterest

Esta masa es básicamente muy sencilla y muy rápida. El color no es lo mejor pero de sabor está muy buena. Olvidad encontrar la textura en finas láminas del hojaldre, pero el sabor es más que rico.

INGREDIENTES:

Masa:

1 taza de harina de arroz, maíz…

1 taza de coco rallado

2 huevos

1/2 cucharadita de levadura química

1/3 taza de panela o cantidad similar de sirope de agave, arroz…

1 cucharadita de aceite de oliva, coco…

Relleno

1 manzana a rodajas finas

mermelada o crema pastelera al gusto (si no eres vegano)

canela en polvo

En la batidora mezclar todos los ingredientes de la masa hasta que sea lo más homogénea posible. Colocarla sobre un molde engrasado y hornear 15 minutos a 160ºC en horno precalentado. Sacarla del horno, colocar encima la mermelada y la manzana y hornearla unos 10 minutos más.

Me encanta el blog Como Come Cami. Transmite una imaginación y una dulzura fuera de toda duda. Sus platos son sorprendentes, su estilo fresco, la fotografía bellísima… 100% recomendable. Debéis echar una ojeada.

2 Genius Breakfast Hacks for a Healthier Morning Meal

Foto: Pinterest

Cada vez que he probado una de sus recetas he triunfado y con muchas repito. Bueno, repito poco porque en casa somos tremendamente infieles y cocinamos sin receta… Ya sabéis que compro por apetencia, lo que me gusta en el mercado y a partir de ahí buscando en la despensa… Así que la frase más repetida en casa es “lo volveras a hacer pero exactamente IGUAL que hoy ¿verdad?

Nunca se me ocurrió mezclar la chía con el yogur y eso que tenemos yogures de cabra y oveja buenísimos, así que el otro día llegué a casa y lo preparé con modificaciones.

INGREDIENTES:

1 yogur de cabra 0% grasa (Beee)

1 cucharada de semillas de chía

1 cucharada de sirope de agave

1 cucharadita de polen

1 pera troceada

1 pizca de canela en polvo

Por la noche mezclar bien el yogur, la chia y el agave. Guardar en la nevera para poder tomar frío al día siguiente. Servir con una cucharada de miel, un poco de polen y la pera espolvoreada con canela.

Una de las mejores meriendas de invierno para caldearnos y ponernos las pilas es un rico chocolate a la taza. Si le quieres añadir el punto vegano, energético y cargarlo de antioxidantes, minerales y oligoelementos te recomendamos esta receta que esta buenísima y se puede tomar muy calentita o muy fría en verano.

Eat Good 4 Life » Dark chocolate, peanut butter and banana smoothie

Foto: eatgood4life

INGREDIENTES:

1 cucharadas soperas de cacao puro desgrasado.

1 cucharada de azúcar de coco, palma o panela

1 pizca de cayena

1/2 vaso de leche de almendras

1 pizca de canela

1/2 vaso de gel de chia (2 cucharadas de semillas de chia reposadas en 1/2 vaso de agua filtrada o mineral)

1 pizca de sal marina

Si no tiene gel de chia preparado vierte las semillas en medio vaso de agua, agita con un tenedor para separar las semillas y deja que repose media hora hasta que se convierta en un gel espeso. Este gel le aporta al chocolate omega 3, fibra, proteínas vegetales, cobre, zinc…

Calienta la leche de almendras hasta que llegue casi al hervor para que esté calentito, lo mezclaremos con el gel de chia templado… La leche de almendras nos aporta antioxidantes, calcio, magnesio, zinc…

Mezcla las especias y la sal con el cacao en polvo, que nos aporta antioxidantes, vitaminas y minerales como calcio, magnesio y potasio. La canela ayuda a la digestión, controla los niveles de colesterol… la sal alcaliniza y ayuda a reforzar el sistema inmunitario. la cayena es antinflamatoria y ayuda a minimizar las congestiones nasales.

Vierte todo en la batidora y mezcla bien. Si te gusta más calentito, introduce un minuto en el microondas.

Un postre de los más ricos que he probado es el crumble. No es un postre fino, es lo que en los programas de cocina llaman “tierra” dulce, como un bizcocho seco deshecho, con una jalea muy rica bañándola, pero realmente no es un bizcocho deshecho, así que tiene algo más de enjundia, pero es igual de sencillo que las recetas que os presento en el blog. La variedad de sabores se consigue con diferentes harinas, especias y frutas, por lo que es muy sencillo adaptarlo a vuestros gustos personales. En la foto de Rue Mag os muestro una presentación individual muy linda y sencilla para las fiestas, en un tarro de los que admiten horno. Seguro que tendréis algún molde grande o pequeño resultón para colocar en el centro de la mesa.

Apple Cranberry Crumble | Rue

Foto: Pinterest

INGREDIENTES:

4 manzanas medianas

1/2 k de arándanos

1 cucharada de azúcar moreno o miel

2 cucharada de canela molida

 

2 tazas de harina

1 taza de harina de almendras

4 cucharadas de azúcar moreno vainillado (o en el que guardéis una vaina de vainilla)

1/2 cucharadita de canela

2 bayas de cardamomo molido o picado en el mortero con algo de harina de almendras y azúcar

125 grs de mantequilla o margarina no hidrogenada si sois veganos.

Pelar y cortar las manzanas a cubos, Mezclar con los arándanos, el azúcar o la miel y las 2 cucharadas de canela y mezclar muy bien.

Mezclar la harina, la harina de almendra, 4 cucharadas de azúcar , 1/2 de canela y el cardamomo en un otro recipiente con la mantequilla a temperatura ambiente. El cardamomo queda mucho más fino con la batidora, pero si realizas en proceso con las manos no importa.

Engrasa el molde con mantequilla y coloca la fruta en el fondo y sobre ella la mezcla del crumble. Si no utilizas fruta congelada es la mejor opción para que no se queme la fruta. La mantequilla irá al fondo y la fruta se cocerá con la grasa de esta, haciendo un jarabe. Cocinar a 180 ºC unos 20 o 25 minutos, o hasta que el crumble esté dorado, en horno precalentado. No es necesario dejar enfriar antes de servir, pero es necesario dejarlo reposar un poco. Se puede servir acompañado de helado de nata o vainilla, 1 buena cucharada de natillas, un chorreón de chocolate, más fruta fresca o en almíbar…

 

Encontré esta receta en el blog Honestlyyum, hace algún tiempo, preparada con un Ear Grey y me llamó la atención porque yo todavía no tomaba demasiado té y sólo había probado el de bolsita. El té todavía no me gustaba. Pensaba, como mucha gente, que el mejor té es el negro y si no eres buen bebedor de té no lo sabes apreciar y mejor no tomar otro… Craso error.

Earl Grey Shortbread Squares

Cada té tiene su momento, su forma de tomarlo, su preparación, su historia y sus beneficios. El té a granel siempre es mejor que el de bolsita, y hay tanta variedad que encontrar el té que te puede enganchar puede costar años de intentos… Y hay quien lo relaciona con el té de roca o la manzanilla, o el poleo…

Es cierto que en España no somos grandes bebedores de té, no tenemos ni tradición ni cultura del té, pero su consumo aumenta cada día porque cada día hay más gente preocupada por su salud, por la calidad de su alimentación, por los pequeños placeres cotidianos y somos más receptivos a todas las curiosidades. En el té todo son beneficios: nos hidrata, nos aporta vitaminas y antioxidantes, cuida la salud de nuestros dientes aunque no de su color. Es digestivo, nos drena, nos calienta en invierno y nos refresca en verano… Y lo mejor es que no solo se bebe. También se come.

Estas galletas de té son una de las pruebas más sencillas y ricas de comer té.

La “mezcla rusa” es una mezcla de diferentes tés negros Assam, Darjeeling y Keemun moderadamente aromática. Es un té Negro muy suave y gustoso, que da a las galletas el justo recuerdo a té. Esta mezcla me gusta mucho para ser té negro, es más suave que el Earl Grey de la receta original y por eso yo añado un poco más. La receta de hoy no es apta para celiacos. Si eres vegano puedes sustituir la mantequilla por margarina vegetal no hidrogenada. Otro de mis trucos es no utilizar extracto de vainilla. En casa tenemos siempre un tarro de azúcar y últimamente otro de panela con, al menos, un trozo de vainilla, nueva o usada previamente. Las exprimimos hasta su último aroma, hasta que no dan más de sí. Y cuando no huelen las trituramos en la batidora o en el molinillo de café de los años 70 que todavía guardaban mis padres en el trastero… Vamos con la receta. Lo más costoso es el corte y el horneado por la fragilidad de la masa y de las galletas ya terminadas, pero son una auténtica delicia que se debe tomar con un delicioso té caliente.

INGREDIENTES

1 taza de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
1/2 taza de azúcar glass
1 pizca de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla
2 cucharadas de Mezcla Rusa
1 cucharada de café de ralladura de naranja
1/3 taza de harina de maíz
1 2/3 taza de harina

Mezclar la mantequilla, el azúcar glass, la vainilla, la sal y la ralladura de naranja en un bol hasta blanquear. Pulverizar las hojas de té en un mortero o un molinillo de café e incorporar a la mezcla. Agregar las harinas y la levadura poco a poco mientras formamos la masa. Formar una bola y guardar en la nevera unas 4 horas para poder trabajarla.

Precalentar el horno a 150 ºC. Extender la masa en una capa fina y cortar las galletas con un molde con mucho cuidado, la masa es muy frágil. Pasarlas a una bandeja de horno con papel sulfurizado con una espátula y hornear unos 15 minutos. Dejar enfriar sobre una rejilla pasando nuevamente las galletas con una espátula. Siguen siendo muy frágiles mientras están calientes. Y si, es obligatorio consumirlas frías.

No hay nada más agradable para terminar una comida que tomar una onza de buen chocolate, y si está acompañado de unos frutos secos que nos aporten otros nutrientes mejor que mejor. Estos bocados son en pequeñas dosis muy saludables y desde luego os invito a probar la receta ahora que llega la Navidad. Una buena sobremesa siempre necesita de pequeños bocados y pequeños sorbos y este pequeño bocado es una delicia.

Pétales de chocolat façon mendiants

Foto: lacerisesurlegateau

Como siempre una receta sin grandes complicaciones, que se puede realizar con los más pequeños de la casa y que vais a disfrutar como enanos.

INGREDIENTES:

1/2 tableta de chocolate de cocinar

1/2 taza frutos secos al gusto: almendras, pistachos, avellanas, nueces…

1/2 taza de semillas o frutas deshidratadas al gusto: lino, sésamo, calabaza, arándanos, pasas, coco rallado, naranja…

opcionalmente 1/2 cucharada de mantequilla para que el chocolate brille

Fundir el chocolate al baño maría lentamente para que no se queme, agregar la mantequilla y verter cucharadas separadas sobre un papel sulfurizado. Antes de que endurezca decorar con los frutos secos, las frutas deshidratadas y/o semillas. Dejar que endurezca alejado de los niños. Separar cuidadosamente del papel, sale mejor estirando del papel con cuidado de no derretir el chocolate con la mano.