Crema de zanahorias especiada

Las especias no solo aportan picante o sabores intensos o diferentes a los platos. Muchas de ellas nos aportan antioxidantes u otras sustancias que nos ayudan a estar más saludables. Esta crema de zanahoria es un buen ejemplo. Estos días de hartazgo y frío el cuerpo nos pide comidas reconfortantes y ligeras y, después de los atracones nada mejor que un buen plato de verduras bien sabroso y ligero. Este plato en concreto lleva cilantro y comino, que facilitan las digestiones. El cilantro nos ayuda a eliminar sustancias nocivas del organismo, por lo que incluirlo en la dieta estas fechas es un gran  acierto y posee propiedades anti infamatorias. Por su parte el comino aporta hierro, calcio y potásio. Si quieres cargarte de salud puedes sustituir estas especias por jengibre y curcuma, un potente anticancerígeno. La primera aportará un toque picante y digestivo a la crema, la segunda un gusto más contenido que potenciará el sabor natural de la zanahoria. Por su parte la leche de coco te aporta proteínas vegetales, gran cantidad de fibra, vitaminas de grupo B (B1, B2, B3,B5 y B6) y minerales y oligoelementos como el potasio, el selenio, el fósforo, el zinc, magnesio,cobre, calcio y el cromo. Es cierto que aporta bastantes grasas saturadas que a nivel culinario le aportan a las verduras una agradable cremosidad al plato, pero no debemos consumirla habitualmente.

Considering there is not actual cream in this Simple Creamy Carrot Soup, it's totally Ass Friendly!

Foto: Pinterest

INGREDIENTES:

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

4 dientes de ajo picados

1/2 cebolla picada

1/4 cucharada de cilantro

1/2 cucharada de comino

1 k zanahorias a rodajas

1 l caldo vegetal

1 lata de leche de coco

2 cucharaditas de sal

1 pizca de pimentón

En un mortero picar las semillas de cilantro y mezclarlas con el comino.

Calentar a fuego medio el aceite en una cazuela, añadir la cebolla y el ajo moviendo de vez en cuando hasta que la cebolla esté transparente. Agregar las especias mezcladas y esperar a que aromaticen el sofrito. Incorporar la zanahoria y saltear entre 10 y 15 minutos. Cuando la zanahoria esté blandita y dorada incorporar el caldo vegetal y la leche de coco, cubrir la cazuela y cocer unos 30 minutos a la temperatura mínima en la que hierva. Retirar del fuego y triturar hasta conseguir una textura untuosa. Servir decorado con unas gotas de aceite de oliva y una pizca de pimentón ahumado.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: