Polenta con boletos

Nos gusta mucho la polenta o las farinetas con algo de caldo de verduras y leche (que a veces cambiamos por leche de almendras o de arroz ya que le da un toque más cremoso) y un poco de queso rallado que se funde mientras servimos el plato. Para este otoño tan corto os sugerimos un plato de polenta con boletos, al que los no vegetarianos podréis añadir un toque crujiente de jamón para disfrutar todavía más.

Hoy la receta no es muy ligera, pero aquellas personas a las que les sienta mal el trigo pueden disfrutar de un plato que llena y engorda de vez en cuando sin ningún problema de digestión.

Creamy Polenta with Roasted Mushrooms...never had polenta but if its like grits hen yumo

Foto: Pinterest

INGREDIENTES:

2 cucharadas de sémola de maíz,

1 taza de caldo

1 taza de leche que puede ser vegetal

1/2 taza de queso rallado tipo parmesano o pecorino

25 grs de boletos deshidratados o las setas que más os gusten

3 cucharadas de aceite de oliva virgen

1 ajo picado

1 cucharada de perejil picado

sal y pimienta

2 filetes de jamón serrano a tiras.

Rehidratamos las setas al menos un par de horas en un bol. Puedes dejarlas por la mañana antes de salir a trabajar. Al volver las retiramos conservando el agua (que añadiremos a la polenta), las escurrimos y las salteamos en una sartén con un par de cucharadas de aceite y el ajo picado. Si optas por la versión con jamón añádelo para que aromatice el aceite. Añadir el perejil y dar un par de vueltas evitando que se queme. Las retiramos y reservamos.

En la misma sartén prepararemos las farinetas añadiendo la cucharada de aceite que nos queda. Añadimos una cucharada de sémola y cuando se forme una pasta la segunda. No debe quedar grumoso y el aceite no debe estar muy caliente para no quemar la sémola. Añadimos el caldo y la leche poco a poco mientras vamos moviendo, como si fuera la masa de unas croquetas. No olvidéis añadir el agua donde se han rehidratado las setas bien colada, aromatizará aún más la polenta. Irá espesando poco a poco, lo ideal es que no quede muy espesa para poder tomarla a cucharadas. El fuego debe ser bajo, cuidando siempre de que no hierva a borbotones, ya que debe estar un cuarto de hora al menos al fuego para que las farinetas se cuezan bien y no sepan como a harina. En los cinco últimos minutos añadiremos el queso rallado y quitaremos el fuego, mezclándolo cuidadosamente. Servimos y añadimos un par de cucharadas de setas salteadas por encima.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: