“Risotto” de cebada con setas

La cebada es unos de los cereales con más propiedades nutricionales, pero que menos estamos habituados a consumir. Relegado a los animales y a la cerveza posee cualidades que lo hacen muy recomendable.

Mushroom Barley Risotto. I love risotto...excited to try barley in place of arborio rice for a healthier dish!

Foto: Pinterest.com

Con mayor cantidad de proteína que el trigo pero menos gluten e inositol resulta un buen tónico cardiaco, evita la rigidez de los capilares, regula el colesterol y evita la acumulación de grasa en el hígado. Posee vitaminas del grupo B, vitamina K, ácido fólico y gran cantidad de oligoelementos como hierro, cobre, zinc, azufre, manganeso, yodo selenio y molibdeno, además de otras sustancias benéficas antioxidantes y protectoras del cancer.

Rico en fibra soluble retarda el índice de absorción de glucosa, protege el sistema cardiaco, protege el sistema nervioso y combate la depresión y la ansiedad.

Es emoliente, digestiva, diurética, vasoconstrictora, antiinflamatoria, mineralizante, antiséptica, reconstituyente,alcalinizante, laxante… y está muy rica. Tiene un recuerdo de sabor a nuez.

Hay multitud de recetas para cocinar la cebada, hoy os sugerimos un “risotto” de cebada sencillo, suave y muy de temporada.

INGREDIENTES:

2 cucharadas de aceite de oliva

1 cebolla picada

250 grs. de setas frescas o 25 grs de setas deshidratadas o boletos

1 cucharadas de perejil picado

1 cucharada de tomillo

1 cucharada de eneldo

2 dientes de ajo picados

1 taza de cebada a remojo la noche de antes

6 tazas de caldo de verduras

queso pecorino o parmesano rallado al gusto

sal y pimienta

Lavar la cebada remojada cambiando el agua un par de veces. Limpiar las setas o rehidratarlas al menos un par de horas si son trozos grandes. En una sartén a fuego vivo saltear las setas con el aceite, el ajo y la cebolla. Añadir la cebada y las hierbas aromáticas, damos un par de vueltas y añadimos el caldo. Cuando rompa a hervir añadir la sal, y cocer unos 30 minutos aproximadamente a fuego lento con la tapa puesta. Rallamos el queso para que no se seque demasiado mientras termina la cocción de la cebada. Corregimos de sal y pimentamos. Agregamos el queso rallado  que junto a la cebolla dará untuosidad al plato y servimos. Si os gusta todavía más cremoso podéis añadir una cucharada de mantequilla no hidrogenada.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: